Qatar reiteró hoy su ofrecimiento para ayudar a reconstruir Gaza tras la brutal agresión militar de Israel, luego de saludar junto con otros países y organizaciones islámicas y árabes la tregua indefinida anunciada hace dos días.

Un comunicado difundido en Doha valoró que el cese del fuego a largo plazo entre Israel y milicias encabezadas por el movimiento islamista Hamas, en vigor desde el martes pasado, se logró gracias "primeramente a la resistencia y los sacrificios de los palestinos" de la Franja de Gaza.

Este emirato del golfo Pérsico, cuyas autoridades son un aliado clave de la Resistencia palestina y en particular de Hamas, condenó la devastación provocada por 50 días de bombardeos sionistas por aire, mar y tierra, y subrayó su disposición a contribuir a reconstruir la infraestructura dañada.

Qatar, donde vive exiliado el jefe político de Hamas, Khaled Meshaal, elogió igualmente la mediación egipcia para poner fin a las más de siete semanas de agresión de Tel Aviv, pero fue más enérgico en reclamar el levantamiento total del bloqueo impuesto al enclave desde 2006.

En el mismo comunicado, Doha expresó su esperanza de que el pacto será "un paso para aliviar el sufrimiento del pueblo palestino en la Franja de Gaza y alcanzar sus legítimas demandas", como el establecimiento de un Estado independiente allí y en Cisjordania con capital en Jerusalén Este.

La agresión iniciada el 8 de julio bajo el nombre de Escudo Protector, causó dos mil 143 muertos y más de 10 mil 500 heridos entre los palestinos, y apenas 70 bajas letales del lado israelí.

Al respecto, el secretario general de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), Iyad Amin Madani, recalcó la necesidad de que se abran todos los cruces fronterizos y se facilite la entrada de ayuda humanitaria y materiales para iniciar el proceso de reconstrucción en la franja.

Madani urgió a todos los Estados árabes e islámicos a financiar ese proceso, y anunció que la OCI enviará la próxima semana varias misiones para evaluar las necesidades de la población palestina y las pérdidas materiales.

En una línea similar, pese a una postura menos condenatoria durante los bomardeos, el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) estimó que el armisticio podría conducir a abrir una negociación para lograr un acuerdo justo y global que acabe definitivamente con la agresión y ocupación.

De acuerdo con los secretarios generales del CCG, Abdul-Latif Al Zayani, y de la Liga Árabe, Nabil El-Arabi, será fundamental el respeto a lo pactado y, sobre todo, que Israel honre su compromiso de discutir la rehabilitación del puerto y el aeropuerto de Gaza.

El-Arabi afirmó que están en marcha consultas con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, para lanzar una campaña panárabe e internacional con el propósito de poner fin a la ocupación israelí, evitar nuevas violaciones y ofensivas, y restituir los derechos de los palestinos.