Durante el oficio religioso centenares de estudiantes de la UNICA y varios matrimonios cristianos de Managua, recibieron la Oración de Consagración a la Virgen.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo abrirá este jueves las celebraciones a la Virgen María Auxiliadora en la Universidad Católica, cortando una cinta inaugural y luego habrá un acto cultural así como diversas actividades.

Su Eminencia Reverendísima, que pronto celebrará sus 27 años de haber sido elevado a la Dignidad Cardenalicia, en su homilía destacó aspectos históricos de la devoción a María Auxiliadora.

Refirió que esta es una devoción antigua, que muchos Santos profesaban, entre ellos Santo Tomás de Aquino, aunque realmente San Juan Bosco fue uno de los que se interesó por propagarla.

María, auxilio de los cristianos

Recordó que los papas Pio VI y Pio VII la invocaban como auxiliadora en situaciones difíciles. “Cuando Pio VII está preso por Napoleón invoca a la Santísima Virgen como auxilio de los cristianos y cuando sale de la cárcel, entonces dice: el próximo año se celebrará la fiesta de María, auxilio de los Cristianos”.

“Él establece la fiesta de María Auxiliadora en agradecimiento a que la Virgen lo sacó de la cárcel donde había estado preso dos años”, añadió el Cardenal Miguel.

Indicó que los fieles deben acudir a la Virgen en los momentos de dificultades, de lucha y de tentaciones. “Sabemos que el ser humano es tentado; tenemos tres enemigos, mundo, demonio y carne”, explicó.

“Tenemos que encomendarnos a la Virgen para que ella nos de la Gracia de ser Amigos de Cristo siempre”, enfatizó.

Los 27 años de vida Cardenalicia


El Cardenal también se refirió a los 27 años de haber sido elevado a la Dignidad Cardenalicia y agradeció al Señor Jesucristo y al Papa Juan Pablo II por haberlo nombrado.

“Yo no me imaginaba, lo digo francamente, que iba  ser Cardenal, tengo que agradecerle a Dios Nuestro Señor”.

Saluda a Madres trabajadores

Su Eminencia Reverendísima aprovechó la ocasión para enviar un saludo a las Madres nicaragüenses.

“La madre nicaragüense es una madre sacrificada y yo me siento orgulloso de ser nicaragüense; una madre que sabe amar a sus hijos; muchas veces los varones no son responsables, pero las madres son responsables, siempre quedan con sus hijos, trabajando”, dijo.

“La mama nicaragüense es una mama digna de encomio Y aprovechemos esta fiesta de María Auxiliadora para encomendar a las Madres nicaragüenses, también a los esposos a que sean buenos maridos, para que ambos sean formadores de personas, educadores en la fe y promotores de desarrollo”, añadió.

Llama a la juventud a Amar a Cristo

El Cardenal Miguel igualmente dirigió un mensaje a la juventud, instándola a Amar a Cristo para tomar un camino recto en la vida.

En ese sentido les recordó el mensaje de San Juan Bosco, ese Santo que tanto amó a la juventud: “Amar a Cristo y a María; la persona que Ama a Cristo, lo toma como Camino, Verdad y Vida y ama a María, que es su madre, (esa persona) va por el recto camino”.

“Sabemos que en la vida hay lucha, hay tentaciones, todo lo puedo en Cristo, decía San Pablo, con la ayuda de aquel que me reconforta”.

Clama por lluvia necesaria para ciclo agrícola

Finalmente el Cardenal Miguel abogó porque en este ciclo agrícola caiga la lluvia necesaria para producir los alimentos que necesita el pueblo.

“No soy agricultor, pero sé que ha iniciado el ciclo agrícola, tenemos que pedirle al Señor que nos mande la lluvia necesaria: ni mucho, ni menos, lo necesario, para que los sembrados de nuestros campesinos den frutos y tengamos el pan para comer”, expresó.