La señora Melba Esperanza Meneses no pudo evitar llorar cuando observaba que los [email protected] de la Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista, cargaban e introducían al patio de su propiedad los materiales para construirle una nueva vivienda.

La noche del martes la vivienda de madera de doña Melba sucumbió ante el torrencial aguacero que cayó sobre la capital, causando daños en 28 barrios, afectaciones en 174 viviendas, de las cuales 16 colapsaron total o parcialmente.

Esta humilde mujer de 54 años reside junto a otras nueves personas, de los semáforos de las Delicias del Volga una cuadra abajo en el barrio Monseñor Lezcano, lugar donde las lluvias dejaron diversas afectaciones.

Cuando el temporal lluvioso estaba en su máxima expresión, las corrientes de agua penetraban por diversas partes de la vivienda, de repente doña Melba escuchó un rechinar y segundos después las paredes de maderas y el techo se rindieron ante la fuerza de la naturaleza.

Una hora después los miembros de los Gabinetes de la Familia se presentaron para patentizarle que a través de la Alcaldía de Managua, el Gobierno Sandinista estaría solidarizándose con su situación, minutos después la primera ayuda se hizo llegar con alimentos y colchonetas.

“Me siento muy feliz, estoy más tranquila y siento que voy a salir adelante para empezar y atender todo lo que se me llevó la corriente. Me siento muy apoyada porque desde el momento que colapsó todo esto, ellos vinieron (las autoridades sandinistas) por todos lados y me siento más feliz, más tranquila”, dijo doña Melba.

Relató que eran las 8 de la noche cuando la corriente de agua rompió una de las calles y después se introdujo por su vivienda, provocando que la vivienda cayera, pero gracias a Dios no hubo personas lesionadas.

“Gracias a Dios no pasó nada, tuvimos que subirnos al techo y pasamos en vereda por el palo y de ahí nos ayudaron, sino nos hubiéramos subido tal vez estuviéramos muertos”, dijo doña Melba que agradeció al comandante Daniel y a la compañera Rosario Murillo por atender de manera inmediata a las familias afectadas por las lluvias.

La entrega de los materiales de construcción para una vivienda solidaria digna y con todas las condiciones de seguridad, fue hecha por los Promotores Solidarios.