Con un pequeño concierto, el relanzamiento de la obra “Nicaragua tan violentamente dulce” y la inauguración de la exposición fotográfica, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), rindió homenaje a Julio Cortázar en ocasión de conmemorarse este 26 de agosto el centenario de su natalicio.

“El día de hoy el Instituto Nicaragüense de Cultura en coordinación con la Embajada de Argentina en Nicaragua estamos haciendo este homenaje desde este salón emblemático en este monumento nacional del Palacio de la Cultura para recordar con cariño, con amor, con fraternidad a Julio Cortázar, el gran escritor latinoamericano, el gran amigo de la Revolución Sandinista y sobre todo el hombre que se enamoró de Nicaragua en sus poemas, en sus escritos, en tantos textos que hizo Cortázar defendiendo a Nicaragua, a su pueblo, a su revolución se muestra palpablemente ese cariño, ese afecto, ese enamoramiento y nosotros le correspondimos a él poniéndole el nombre a un museo de arte que él ayudó a formar”, expresó Luis Morales Alonso, co-director del INC.

El Embajador de Argentina en Nicaragua, Marcelo Valle Fonrouge afirmó que el homenaje que se le ha rendido al escritor argentino es un manifiesto del vínculo de afecto y cariño con que Nicaragua siempre recibió a Cortázar y agradeció que en esta ocasión se esté abriendo el Palacio de la Cultura para conmemorar ese vinculo con el autor.

“(En su libro) Cortázar relata cuentos y sus experiencias en su viaje y su vinculo con Nicaragua en la época de los 70 y 80, donde él se compromete no solo con la amistad del pueblo nicaragüense, sino también la actitud del Gobierno en su momento y sobre todo reivindica la revolución sandinista, la cual él no solo la apoya sino que la hace carne en sí mismo y eso ha tenido como ejemplo este libro, pero no solo el libro, sino que ha hecho una colección de obras de artistas plásticos latinoamericanos que fueron obras que le donaron al pueblo nicaragüense a través de Julio Cortázar”, comentó Valle.

El diplomático recordó que Argentina declaró el 2014 como el año de Cortázar, dado que este 26 de agosto se conmemora el centenario de su nacimiento y en febrero se cumplieron los 30 años de su paso a la inmortalidad.

El artista Edwin Murillo calificó de excelente el homenaje realizado por el INC con la Embajada Argentina a Julio Cortázar, un evento que todos los nicaragüenses deben conocer por las obras del escritor y esa relación con Nicaragua, con la Revolución Sandinista y con el pueblo nicaragüense.

“Tenemos una gran deuda con él (Cortázar) ya que como un intelectual solidario apoyó con gran fraternidad la revolución sandinista desde sus inicios, […] Cortázar ha sido un maestro en todo sentido y sigue desde la inmensidad donde él se encuentra dándonos lecciones, entonces creo que lo menos que el Instituto de Cultura podía hacer en colaboración con la Embajada es la reedición de este libro y esta exposición que de hecho es excelente”, manifestó la escritora Isolda Rodríguez.

Cortázar, de nacionalidad argentina y de origen belga, es considerado uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general, creador de importantes novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano, rompiendo los moldes clásicos mediante narraciones que escapan de la linealidad temporal.