Las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) acusaron hoy al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, de mentir y actuar contra el proceso de paz que se desarrolla desde noviembre de 2012.

En un comunicado publicado en su página web, la delegación de las FARC-EP en las conversaciones de paz en La Habana instan a Pinzón a dejar de preguntarse "¿quién es el ministro más macho de la historia? No vale la pena. La guerra y la paz son cosas serias".

Nosotros queremos seguir pensando que agendas no hay sino una: la que debe conducir a la paz; la ya suscrita por quienes fueron empoderados para comprometer a las FARC-EP y al Estado, sostiene el texto y señala "hay que tener cuidado doctor Pinzón. Amarre su lengua".

Tras indicar que es una lástima que la figura de Pinzón no se corresponda con la importancia del momento, el grupo guerrillero afirma que "generalmente dejamos pasar sus pandas y desacertadas opiniones porque estimamos que a su jefe, el Presidente Juan Manuel Santos, es a quién hay que escuchar; es a quien habría que creerle".

Sin embargo, se cuestionan por qué se mantiene en una cartera tan sensible para la paz a quien padece una ostensible incontinencia verbal.

El comunicado asevera que los "altaneros y mentirosos" comentarios del Ministro de Defensa al diario colombiano El Tiempo ponen de manifiesto que el proceso de paz entre las FARC-EP y el gobierno se mide con dos raseros, el de Pinzón y el de otros agentes del Estado y el de los plenipotenciarios del gobierno en La Habana.

"Valdría la pena que Pinzón se informara sobre lo que acontece en la isla de Cuba antes de seguir hablando tan ligera e irresponsablemente en contravía de los propósitos de paz", refiere el comunicado.

Desde noviembre de 2012, plenipotenciarios de las FARC-EP y el gobierno colombiano adelantan en La Habana un proceso de paz basado en una agenda de seis puntos.

En 21 meses de estas pláticas, han logrado acuerdos parciales en los puntos de reforma rural (mayo de 2013), participación política de las FARC-EP (noviembre de 2013) y drogas ilícitas (mayo de 2014).

Para septiembre entrante está prevista la continuación de las conversaciones que en el reciente ciclo efectuado este mes tomaron un impulso con la incorporación de las víctimas y la creación de dos grupos de trabajo para discutir un cese el fuego bilateral y analizar la historia del conflicto armado de cinco décadas en Colombia.