También instó a la comunidad de donantes permitir a la región marcar el paso sobre la lucha contra el crimen transnacional.

Granera se refirió al tema la semana pasada en la reunión de alto nivel “La Seguridad en Centroamérica, un reto regional y global, cómo promover la estrategia de Seguridad en Centroamérica”, celebrada en la sede de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, informó ayer la Policía nicaragüense.

“El debate que se ha dado durante casi un año en distintos foros y países del mundo ha sido muy positivo y enriquecedor. Es más, el estar hoy aquí, en este magno foro de las Naciones Unidas, nos estimula y podría decir que es magnífico para nosotros, pero no podemos quedarnos aquí, a este nivel, hay que articularnos hacia abajo, involucrando y contagiando a los operadores de la estrategia de seguridad regional y para ello, es preciso arrancar ya”, propuso Granera.

En esa cita participaron el presidente de la Asamblea General de la ONU, Nassir Abdulazis, el Secretario General del foro, Ban Ki Moon, y representantes de más de 60 países.

En su intervención, la jefa policial declaró que Centroamérica debe pensar, sentir, actuar y relacionarse como una sola región ante el crimen organizado y el narcotráfico.

La lucha contra el crimen transnacional, precisó, debe ser incluyente y participativa entre el la Policía, el Estado y las comunidades.

Granera lamentó el “déficit enorme” que existe entre la ayuda que prometió la comunidad internacional y lo que han otorgado a Centroamérica, cualitativa y cuantitativamente.

“Con todo respeto, gratitud y cariño, les decimos: por favor, permítannos a los centroamericanos, que somos los que estamos poniendo el sudor y la sangre, que somos los que estamos poniendo los muertos en esta lucha contra la violencia y la inseguridad en nuestra región, decidir junto con ustedes, países amigos, por dónde tenemos que empezar y por dónde debemos de continuar”, dijo.

La Policía y el Ejército de Nicaragua decomisaron el año pasado 12 toneladas de droga, según cifras oficiales.

Centroamérica es el principal corredor de la droga que se produce en el Sur de América y se trafica al norte, lo que ha convertida a la región en una de las más peligrosas en todo el mundo.