Ciento cuarenta y seis viviendas afectadas en trece barrios y una docena de árboles caídos, es el reporte de daños que contabiliza la comuna capitalina luego del torrencial aguacero acaecido la tarde-noche de este martes 26 de agosto sobre Managua.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, compañero Fidel Moreno Briones, explicó que las mayores afectaciones se reportaron en el Distrito III producto de los más de 100mm de precipitaciones que cayeron sobre el cauce de Nejapa y se contabilizan un poco más de 700 personas con afectaciones.

Indicó que colapsaron cinco viviendas en los barrios Camilo Ortega, William Galeano, Bertilda Obregón.

“La orientación del Compañero-Presidente (Daniel Ortega) es, primero, que las viviendas que resultaron con daños parciales o totales sean reconstruidas de forma inmediata. La Promotoría Solidaria y todo el esfuerzo de nuestro Gobierno estarán desde esta misma noche y mañana por la mañana reconstruyendo estas cinco viviendas que resultaron colapsadas, al mismo tiempo los daños parciales en viviendas. Tenemos cuatro muros caídos, uno de estos muros lesionó de consideración a una persona, estamos hablando de una persona que resultó con fractura en ambas piernas, ha sido trasladada al (hospital) Lenin Fonseca y está estable”, aseguró Moreno.

Los fuertes vientos y las precipitaciones provocaron la caída de 12 árboles, de los cuales uno cayó sobre una vivienda y otro sobre un vehículo, pero no se reportan grandes daños. Se produjo el corte del fluido eléctrico en más de 100 barrios durante la lluvia producto de la caída de los árboles y la rayería, pero el trabajo coordinado de la Alcaldía con Enatrel y Unión Fenosa permitieron restablecer el servicio en la mayoría de los barrios y solamente algunos pocos seguían sin el servicio en horas de la noche a causa de las reparaciones.

“De manera inmediata las cuadrillas de la Alcaldía están haciendo los trabajos que tenemos que desarrollar en este caso, pedimos un poco de comprensión por los trabajos que puedan atrasar el tráfico, tener mucho cuidado a la hora de circular (...) tenemos que extremar los cuidados para que no tengamos una desgracia que lamentar”, agregó Moreno.

Persona desaparecida

Según el secretario de la comuna, la situación más dramática se vivió en la cuarta etapa del barrio Hialeah producto de la micropresa donde se reporta una persona desaparecida, un joven de 18 años que se encontraba en una reunión de la comunidad y que en el momento de la lluvia salió a socorrer a su familia que aparentemente estaba siendo afectada por inundaciones en la vivienda, sin embargó al transitar en la calle cayó accidentalmente en el cauce y posteriormente a la micropresa.

“La oscuridad de la noche no nos permite poder localizarlo, lógicamente en este momento lo consideramos desaparecido y vamos a trabajar con los cuerpos de socorro de nuestro Gobierno que van a estar acompañando a la familia el tiempo que sea necesario hasta encontrarlo con vida en algún lugar”, apuntó Moreno.

La Policía Nacional, en coordinación con la Alcaldía de Managua, actuó de forma inmediata para atender la situación, principalmente en lo referente a la regulación del tránsito en las zonas donde los árboles y postes obstaculizaban el tráfico vehicular.

“Desde el momento en que comenzó a llover la Policía Nacional se dispuso en coordinación con la Alcaldía y los Gabinetes de la Familia para ver todos estos estragos que la lluvia hizo y estamos trabajando para garantizar la libre circulación de los vehículos. Tuvimos emergencias en el sector del cementerio de Loma Linda, el Zumen, semáforos del Mercado Israel Lewites, sector del Plantel Los Cocos y otros lugares donde estamos haciendo recorrido para verificar que todo marche bien y que el transito particular tengan una circulación tranquila”, dijo la Comisionada Mayor María Magdalena González.

Pobladores reportan daños sin pérdidas humanas

En la zona del Distrito III de la capital, en lo que respecta a las inmediaciones del mercado Israel Lewites y barrio San Judas, las precipitaciones y fuertes vientos ocasionando la caída de varios árboles y postes de tendido eléctrico, con lo cual se produjeron también algunos daños materiales parciales.

“La verdad es que en ese momento (de la lluvia) estaba atendiendo mi negocio, estaba solo con mi hijo cuando de pronto se vino un tornado que nos asustó, en ese momento el niño se atacó y no me dio tiempo ni de salir para mover el vehículo cuando cayeron inmediatamente los dos árboles y yo solo dije que lo bueno es que fue material y no se perdió ninguna vida”, manifestó Mario Rafael Castillo cuando intentaba apartar de su acera uno de los arboles derribado por las lluvias, momentos antes que llegara una cuadrilla de la Alcaldía para atender la emergencia.

Isaac Sánchez, conductor del taxi con placas M 05278, se movilizaba por el área del mercado Israel Lewites, a donde trasladaba a dos pasajeras y las fuertes correntadas que circulaban en el lugar lo obligaron a estacionarse unos momentos y bajarse del automotor.

“Traía a dos pasajeros del lado de Monseñor Lezcano, los dejé aquí cerca, al ver la gran fila de vehículos, que unos buses estaban cruzados y la gran correntada decidí parquearme y esperar que escampara el agua, pero a los diez minutos de haberme bajado escuché algo que se desprendió cuando vi que el árbol le cayó encima al carro”, agregó Sánchez.

Comuna lleva registro y monitoreo de precipitaciones

Moreno Briones, afirmó que en cumplimiento de las orientaciones del Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, en coordinación con otras instituciones se dispusieron a atender las situaciones que se presentaron en los diferentes barrios y brindar la mano solidaria a las familias capitalinas y en ese sentido están desarrollando un monitoreo constante de las precipitaciones para identificar los posibles puntos de mayores afectaciones.

“En el seguimiento que le hemos estado dando al tema de las inundaciones en Managua en los últimos años hemos venido estableciendo un sistema de pluviómetros que nos permita determinar donde se focalizan los daños. En Acahualinca llovió más de 70mm, en el cauce de Tiscapa 74mm es el reporte, en Cedro Galán 77mm. Eso contrasta con la parte Este de la ciudad, por ejemplo en el Aeropuerto fueron un poco más de 7mm de agua, eso nos permite ver donde se están focalizando los daños y de esa manera es que hemos venido atendiendo esta emergencia”, enfatizó Moreno.