Promover la cultura, tradición y gastronomía de nuestros pueblos es una de las acciones que realiza el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) en conjunto con la Alcaldía del Poder Ciudadano del municipio de Niquinohomo, en Masaya, con la realización de una feria, en la cual durante tres días se ha comercializado una amplia variedad de artesanías, vestuario y alimentos autóctonos de la localidad.

La feria además de ser un espacio de recreación familia, es a su vez una oportunidad para los micros y pequeñas empresas, ya que desarrollan un comercio justo y obtienen las ganancias considerables, tomando en cuenta que no existe un intermediario y la venta se realiza de forma directa entre el comerciante y comprador.

“Considero que estas ferias son importantes para todos aquellos que pretendemos ampliar nuestros negocios y dejar de venderlos únicamente de forma local, lo bonito es que damos a conocer nuestros productos y aun cuando es la primera vez que participo de la feria mis ventas han estado muy buenas” afirmó María Palacios, originaria de Masaya.

“Nosotros hemos venido a comercializar nuestros productos como jícaras, cucharas y huacales, son productos que elaboro a base de jícaras que produzco en mi casa, esta feria es una oportunidad en la que damos a conocer nuestras habilidades, la verdad es que he logrado ganar clientela y vender mi producto en grandes cantidades” afirmó Lidia Áreas, originaria de Nandasmo.

“Fuimos invitadas a esta actividad la cual es una excelente oportunidad para nosotros los pequeños artesanos, porque así damos a conocer nuestros productos y vendemos mayores cantidades, siempre damos precios accesible a los compradores porque de esta manera ganamos clientelas y abrimos mercado” destacó Damaris López, originaria de Catarina.

Por su parte los visitantes de la feria nacionales y extranjeros afirman que Nicaragua es un país muy rico en cultura, la calidez de los pobladores de cada municipio es un elemento fundamental y sobre todo la seguridad que hay en cada rinconcito del país propician el disfrute de actividades como estas.

“Me gusta mucho la feria, lo que más llama mi atención es la artesanía, Niquinohomo me encanta porque tengo muchos amigos y es un pueblo en el que la gente se conoce y es muy amable” afirmó Jessica Ratstaing, originaria de Estados Unidos.

“La feria es un buen objetivo porque de esta manera se proyectan a los artesanos y los pequeños comerciantes, he logrado conocer de algunos productos que elaboran nuestros pobladores y la verdad es importante que se creen espacios en los que las familias podamos venir a distraernos y pasar un rato agradable” concluyó Augusto Cesar Sandino, originario de Niquinohomo.