Una baja en los precios de los productos perecederos registró este lunes el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) en los distintos mercados capitalinos, tras el sondeo diario que realiza dicha institución gubernamental.

El titular de esa cartera del Estado, Orlando Solórzano Delgadillo, informó que al comparar los precios de dichos productos en los mercados a la mañana de este lunes con los precios de los mismos en las primeras semanas de agosto, se registra una ligera baja, principalmente en productos como el tomate, banano maduro, plátano verde, zanahoria, remolacha y chiltoma.

Según el Ministro Solórzano, productos como la zanahoria pasó de cotizarse en 20 córdobas la libra a 15 córdobas en su precio más alto y 10 córdobas la libra en su precio más bajo, el tomate bajó a 15 y 10 córdobas en su precio alto y bajo respectivamente, la chiltoma pasó de costar 50.13 córdobas a 30 y 25 córdobas, el plátano verde bajó a 8 y 5 córdobas en sus precios alto y bajo, el huevo mantiene su precio en 105 y 93 córdobas la cajilla, la libra de papa pasó de 15 a 10 y 12 córdobas la libra.

“Entonces aquí hay un proceso de disminución de precios de los perecederos que ustedes saben tienen precios cíclicos, que suben en una y bajan en otra temporada. Ahora están bajando como resultado que está saliendo la cosecha en Nicaragua y de otros países que tenían problemas con la sequía (principales abastecedores del mercado nacional)”, expresó.

Asimismo, el arroz en sus diferentes variedades sufrió una disminución en su precio y el 70/30 pasó de 12 a 10 y 11 córdobas la libra, el 80/20 que tenía un valor de 13 córdobas el 4 de agosto hoy se encontró entre 11 y 12 córdobas la libra.

El frijol rojo que el 11 de agosto costaba 32 córdobas la libra, este lunes se cotizó en los diferentes mercados entre 22 y 26 córdobas.
“Nuestros inspectores están en todos los mercados, los precios han bajado y podemos dar esta noticia con satisfacción por transparencia, con claridad para evitar confusiones”, apuntó el Ministro Solórzano.

Solórzano enfatizó que la salida de la producción nacional está contribuyendo a normalizar el abastecimiento en los diferentes mercados y por tanto sus precios están disminuyendo.

“Podemos afirmar con toda seguridad que los precios se mantienen estables, que han bajado los precios de los productores perecederos y esperamos que esta situación continue, precios razonables para beneficio del consumidor”, declaró.