Los gobiernos de Nicaragua, El Salvador y Honduras han acordado promover una serie de proyectos para convertir el Golfo de Fonseca en una zona con desarrollo económico y social que venga a traer paz en la región.

Tras finalizar un encuentro en la Casa de Los pueblos, el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra y sus homólogos Juan Orlando Hernandez, de Honduras; y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, dieron a conocer una declaración conjunta que viene a dar un nuevo impulso al acuerdo trinacional sobre el Golfo de Fonseca.

Al tomar la palabra el comandante Daniel Ortega explicó que las mesas de trabajo encontraron proyectos en común en cuanto a los sectores de infraestructura, turismo, agroindustria y energía renovable, todo ello de gran beneficio para las comunidades aledañas.

En este sentido, los tres presidentes acuerdan entre otras cosas elaborar un plan maestro que contenga los proyectos de inversión y desarrollo económico de carácter trinacional que comprenda entre otras cosas el ferry Puerto La Unión-Puerto Corinto; y el trasbordador La Unión Potosí, ampliándose ambos hacia Amapala y San Lorenzo.

Libre Comercio y Turismo

Igualmente se acuerda la implementación de una zona de empleo y desarrollo económico que incluya un parque logístico. Con ello se busca dar inicio a las coordinaciones necesarias entre los tres países para convertir el Golfo en una zona del libre comercio y turismo sostenible.

Inversiones

Los mandatarios también instruyen a los delegados presidenciales contactar a los organismos multilaterales de financiamiento con el objetivo de comunicar los resultados de este encuentro y así solicitarles el acompañamiento de estas iniciativas.

De la misma manera se invita a los principales representantes del sector privado de la región para que formen parte de estos esfuerzos.

Así mismo se instruye a los ministros de energía y directores de puertos a reunirse con los delegados presidenciales para presentar proyectos de infraestructura, energía y puertos a los organismos multilaterales y representantes del sector privado.

Los presidentes instruyen a los directores de aduanas y zonas francas que se reúnan con los delegados presidenciales con el fin de analizar y definir el marco legal para el funcionamiento de una zona económica especial.

También se manda a los ministros de Medioambiente y Turismo analizar el potencial del Golfo para convertirlo en una zona de turismo sostenible.

De la misma manera se instruye a los ministros, delegados presidenciales y cancillerías de cada país elaborar un cronograma de trabajo que contemple todas las acciones necesarias para el desarrollo de todas estas iniciativas.

Los mandatarios igualmente instruyen a los ministerios relacionados preparar un plan de gestión ante los organismos multilaterales con la finalidad de enfrentar el actual problema de la sequía.

Seguridad naval e intercambio comercial

Mandatan a los jefes de las fuerzas navales de los tres países a que en 30 días presenten la propuesta de adendum al protocolo de actuación de las fuerzas navales en el golfo de Fonseca.

También se instruye a los ministros a cargo de la integración regional y de las aduanas estructurar un programa de comercio seguro que posibilite y facilite el intercambio de mercancías entre los tres estados.

Finalmente se instruye a la comisión trasnacional garantizar el avance de los demás acuerdos en el marco de declaraciones anteriormente suscritas y trabajar para su respectivo seguimiento y ejecución.

Golfo de Fonseca es parte del proceso de Integración Centroamericana

El Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, valoró que los tres países han trabajado muy fuerte en el interés de aliviar las situaciones de pobreza y las dificultades que enfrenta la zona del Golfo de Fonseca.

“Por eso ahora hemos dado un gran avance, después de la declaratoria en el 2007, de convertir al Golfo en una región de Paz, región de desarrollo sostenible y región de seguridad”, indicó Cerén.

Explicó que a partir de ahora se avanzará en proyectos de desarrollo que van a incidir en el combate a la pobreza a nivel de la región y van a generar mayores oportunidades para los pobladores así como buscar garantías de seguridad para los tres países.

También afirmó que la declaración firmada en Managua es un compromiso de seguir trabajando para que el Golfo de Fonseca sea parte del proceso de integración centroamericana, el cual en la medida en que avance van a existir mayores oportunidades de desarrollo.

El mandatario salvadoreño consideró que cada gobierno firmante de la declaración pondrá todos sus esfuerzos para que los proyectos mencionados sean una realidad “para que comencemos a convertir esa zona que tiene una enorme riqueza natural, y tiene la posibilidad de fortalecer la seguridad alimentaria de nuestros pueblos”.

“Debemos trabajar con nuestros pecadores y sensibilizarlos de que es importante proteger esa riqueza”, indicó, al tiempo que informó que las Fuerzas Navales de los tres países se han reunido para coordinarse mejor y evitar que en esa zona se produzcan conflictos y para que se permita el desarrollo integral en una zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad.

Golfo de Fonseca: una enorme oportunidad de inversión

El Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, manifestó que el Golfo de Fonseca representa una enorme oportunidad de inversión y desarrollo.

Hernández explicó que el Golfo de Fonseca se convertirá en una zona de desarrollo y de beneficio para los pueblos vecinos que viven en la zona, pero también para todo Centroamérica.

“Aprovecho para decirle al mundo y particularmente a los organismos multilaterales, a la cooperación internacional, a los institutos de previsión de nuestros países, que esta es una enorme oportunidad de inversión: la Zona Económica Especial en el Golfo de Fonseca”, indicó el mandatario hondureño.

“Esta zona tiene un enorme potencial turístico, un enorme potencial también en cuanto a lo que es pesca, a lo que es un polo de desarrollo en lo que puedan converger una serie de proyectos de inversión”, agregó.

Hernández valoró que “lo que Dios nos ha dado como un lugar que nos une y que siempre va a estar ahí, Nicaragua, El Salvador y Honduras compartiendo, esto hoy finalmente va a ser campo fértil para que nuestros pueblos tengan esa enorme oportunidad de beneficiarse con más ingresos, con transferencia de tecnología, de conocimiento, es un tema que nos une para buscar una vida mejor”.

Sequía tema transversal en la reunión

Los presidentes de El Salvador y Honduras también se refirieron al tema de la sequía, el cual fue un tema transversal en la reunión sostenida en Managua.

El mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, destacó que hay que ir pensando en la sustentabilidad de los pueblos frente a los efectos del Cambio Climático.

En ese sentido, manifestó que espera que la próxima reunión que se desarrollará en Managua para abordar ese tema produzca medidas urgentes para enfrentar ese fenómeno que puede generar situaciones problemáticas en cuanto a la seguridad alimentaria y nutricional de los tres países.

Por su parte, el mandatario hondureño Juan Orlando Hernández, dijo que en conjunto los países pueden enfrentar ese desafío al cual se tienen que adaptar.

“Tenemos que empezar a compartir esas buenas prácticas y esta oportunidad que México también nos está brindando de este conclave aquí al final de mes en Managua. Será también de mucho provecho para nosotros”, indicó.