El primer impacto que tendrá en la economía del país el inicio de las obras en la hidroeléctrica Tumarín será la generación de miles de empleos, pero ya concluido el proyecto el principal beneficio será la drástica reducción de la factura petrolera.

Así lo han asegurado diferentes sectores políticos consultados luego de que el día viernes Nicaragua y las empresas brasileñas a cargo del proyecto, firmaran un acuerdo para el inicio de la construcción de la mega obra en el primer trimestre del 2015.

El acuerdo también establece la construcción del proyecto hidroeléctrico Bodoke, lo cual totaliza más de 320 megawatts de energía y una inversión de más de 1 mil 300 millones de dólares.

“Yo creo que son noticias importantes para el pueblo de Nicaragua en el avance de ese cambio de matriz que se está haciendo. Yo creo que hay que tener confianza en este gobierno de que las cosas se van resolviendo y se van haciendo”, expresó el diputado Edwin Castro, coordinador de la Bancada Sandinista en el Parlamento nicaragüense, luego de una sesión especial en conmemoración del XX Aniversario de la Fundación del Foro de Presidente de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (Fropel).

Castro aseguró que la producción energética será mucho más limpia y por tanto redundará en beneficios para el medioambiente.

“Creo que esa canasta variada (de energías limpias) que está teniendo Nicaragua es sumamente positiva”, indicó.

Por su parte el ex presidente de la Asamblea Nacional y fundador del Fropel, Luis Humberto Guzmán, aseguró que este es uno de los proyectos más contundentes del Gobierno Sandinista.

“Este es un logro extraordinario. Uno puede valorar la cobertura que tenía la energía eléctrica en el campo en Nicaragua y cuál es la que tiene ahora. Se trata de un crecimiento espectacular, esto tiene que ver con desarrollo humano, con nueva calidad de vida, con nuevas posibilidades para el pueblo nicaragüense”, aseguró Guzmán.

El también ex presidente del Parlamento, magistrado judicial Iván Escobar Fornos, refirió que a Nicaragua le urge salir lo más pronto posible de su dependencia de los hidrocarburos.

“Yo creo que es un gran proyecto y ojalá se hicieran otros para que nos vayamos independizando un poco de lo que es el petróleo”, manifestó.

Escobar Fornos alabó los esfuerzos del gobierno de buscar inversión para el desarrollo de proyectos energéticos no solo hidroeléctricos sino también eólicos y geotérmicos.