Autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) reportan un considerable incremento de pacientes afectados por el virus de Influenza Estacionaria tipo B, siendo los más afectados los niños y jóvenes entre las edades de uno a catorce años, situación que preocupa a las autoridades médicas quienes señalan que la mejor manera de evitar que se sigan reportando casos de este tipo es a través de la prevención. En las últimas semanas se reporta un total de 271 caso de afectados, siendo su mayoría originarios de Managua.

“Estamos en un período en el que se nos ha venido incrementando el número de casos de influenza por las infecciones respiratorias agudas, principalmente la influenza tipo B. Este incremento comparado con el 2013 ha sido mayor. Consideramos que estas afectaciones se deben a los cambios climáticos, temperaturas inestables, por ello recomendamos que la población debe proteger sobre todo a los niños”, expresó el doctor Carlos Sáenz, Director de Vigilancia Epidemiológica del Minsa.

Dentro de los síntomas de este virus se pueden señalar fiebres elevadas, dolor en los músculos, tos, estornudos, falta de apetito, por ello el doctor Roberto Giménez, Director de Servicios de Salud, afirmó que las medidas de higiene dentro de las viviendas es fundamental, así mismo destacó que al momento de presentar sintomatología relacionada a este virus, de inmediato debe asistir a las unidades de salud.

“La mejor manera de abordar esta situación es la prevención, la cual inicia extremando las medidas de higiene en las casas, lavándonos las manos, lavando los juguetes de los niños, evitando el enfriamiento brusco porque esto disminuye la capacidad de defenderse de las infecciones respiratorias y hacer uso de mascarillas en los casos de los pacientes enfermos logrando de esta manera evitar más contagios” añadió.

Por su parte, la doctora Martha Reyes destacó que a través de las jordanas de vacunación a nivel nacional se atendieron a los grupos de mayor riesgo, lo cual ha permitido que muchas de las personas a quienes se les aplicó su vacuna correspondiente no estén expuestas a este tipo de enfermedades.

“Durante las jornadas de vacunación aplicamos la vacuna contra la influenza estacional a las embarazadas, niños entre las edades de seis meses a dos años, vacunamos a los mayores de edad, sin embargo es necesario poner en práctica las medidas preventivas, recordemos que en el caso de las enfermedades respiratorias hay otra vacuna contra el Neumococo y siempre insistimos en que los padres lleven a sus niños a vacunarse y de esta manera cumplir con el esquema de vacunación” concluyó.