Pequeños productores, comerciantes y artesanos del departamento de Chontales, volvieron a lucir sus productos y creaciones en la feria departamental que cada fin de semana se realiza en los tiangues La Fe y Monimbó, en la Avenida de Bolívar a Chávez.

Esta vez los protagonistas del departamento de Chontales aprovecharon la concurrida Avenida donde se realizaban los desfiles patrios en homenaje a la independencia de Nicaragua y la Batalla de San Jacinto.

La joven Sugey Barberena, miss Chontales 2014, estuvo presente en la feria y comentó que en la feria se promueve la gastronomía, tradiciones y productos chontaleños de calidad.

“Tenemos güirilas, los mejores quesillos de Santo Tomás, tenemos vinos artesanales, algunas antigüedades y artesanía, también estamos demostrando tradiciones propias de chontales como los chicheros que animan nuestras fiestas patronales”, indicó Barberena.

Algunos pequeños productores de hortalizas, como Alberto Marenco, expresaron que en la feria les fue bien porque realizaron sus ventas.

“En esta feria me ha ido súper bien, yo soy uno de los que he vendido todo lo que he traído, estoy satisfecho, traje yuca, quequisque, bananos, naranjas, huevos, melocotón, mangos y piñas, todos fresco y de calidad”, comentó.

En el área gastronómica se ofrecieron las famosas güirilas chontaleñas. Tania Díaz explicó que las güirilas chontaleñas son de mejor calidad porque el maíz que se ocupa para elaborarlas es recién cortado del mismo día “eso garantiza que la güirila sea más rica y la cuajada que utilizamos es pura crema y cuajada de chontales”, indicó.

“Esta es una oportunidad muy buena, le damos gracias al Gobierno porque esto nos ayuda para exhibir nuestros productos y realizar más ventas”, agregó Díaz.

En la feria no pudieron faltar los productos de cuero. Carlos Abarca del taller tajona de Juigalpa, indicó que su microempresa se dedica a trabajar el cuero, creando hermosas carteras, billeteras, bolsos y pequeños suvenires.

“Esta feria nos permite dar a conocer nuestros productos que son de excelente calidad. Los precios son al alcance del bolsillo de los nicaragüenses. Y esta iniciativa es excelente porque el gobierno nos ayuda a proyectarnos y dar a conocer nuestros negocios en la capital”, expresó el pequeño artesano.