Durante la marcha, que salió desde la Avenida Universitaria, maestros y estudiantes también reiteraron el derecho soberano del pueblo a decidir una reforma tributaria y  una reforma a la seguridad social acorde a la realidad nacional y no bajo los parámetros del FMI.

“Aquí está la comunidad universitaria defendiendo no a las universidades sino las conquistas y el derecho del pueblo de Nicaragua”, manifestó Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), quien señaló la disposición de este sector de defender incluso con su propia sangre el derecho que tiene el pueblo a la educación.

“(La pretensión del Fondo Monetario Internacional de reducir el 6%) es una posición injerencista, violatoria de nuestra dignidad y que por honor a nuestros muertos jamás vamos a aceptarla”, sostuvo.

Talavera dijo que el Gobierno Sandinista está fortaleciendo la educación primaria, secundaria y técnica, de tal manera que el argumento del FMI de restarle fondos a las universidades para otorgárselos a estos sectores es ilógico, ya que el 6% ha sido utilizado adecuadamente en el país.

“Lo hemos demostrado. La Contraloría General de la República, nuestra auditoría interna,  nuestra auditoría externa, han certificado que somos las instituciones más auditadas y que hacemos un uso transparente (de los recursos). Y si en los 16 años (de gobiernos neoliberales) no pudieron usar las auditorias que hicieron contra nosotros fue porque no pudieron demostrar que hacíamos mal uso de él, sino porque demostramos que hacíamos uso de los recursos en función y en beneficio del pueblo de Nicaragua”, explicó.

Educación superior es fundamental para el desarrollo

Calixto French, vicepresidente de Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), recordó que durante los gobiernos anteriores la educación se había convertido en una mercadería más, aún a pesar de que esta es fundamental para el desarrollo de otros sectores como la salud, la vivienda y el trabajo.

“Estamos conscientes de la perspectiva que tiene nuestro gobierno que ha demostrado ser fiel defensor de los derechos humanos, por consiguiente defensor del 6% constitucional y de la gratuidad de la educación en todos los niveles”, refirió.

French enfatizó en que el FMI ha venido a Nicaragua de forma irrespetuosa e irresponsable a “recetar un sistema económico neoliberal que atenta contra el desarrollo de la educación superior”.

“La gratuidad en la educación superior resulta imprescindible para no desaprovechar los talentos escondidos bajo los mantos discriminatorios tanto económicos, raciales y también culturales. Consideramos que la educación superior requiere un trato preferencial al momento de la asignación de los recursos pero no es necesario ser un brillante economista para comprender que jamás se mejorará un sector de la educación asignándole recursos que proviene de otro sector de la misma”, manifestó el dirigente estudiantil.

La comunidad universitaria reconoce en el gobierno del Comandante Daniel Ortega el respeto al 6% constitucional, gracias a lo cual “ya no tenemos la necesidad de arriesgar nuestras vidas por defender el derecho que nos otorga la Constitución”.

6% se usa de manera adecuada y transparente

Para Freddy Franco, secretario general de la Federación de Profesionales de la Educación Superior, el futuro de Nicaragua lo tienen que decidir los nicaragüenses y no el FMI, de tal manera que el 6% universitario no debe estar bajo la palestra de este organismo internacional debido al gran aporte que hacen las universidades al país.

“Los nicaragüenses como parte de su lucha histórica y para avanzar en los derechos sociales, establecieron el 6% para asegurar el derecho a la formación profesional y como garantía para contar con instituciones de educación superior que velaran y contribuyeran al desarrollo nacional”, explicó.

Franco señaló que actualmente la matrícula universitaria supera los 110 mil estudiantes en las 10 universidades públicas, donde se ofrecen 289 carreras y 192 programas de postgrado.

“Las universidad del CNU aseguran la formación profesional de mayor calidad que existe en el país y realiza el 90% de las investigaciones científicas que se desarrollan en Nicaragua”, afirmó.

En cuanto cómo se invierte el 6% constitucional, destacó que unos 104 mil estudiantes reciben becas y aranceles, a lo que también hay se sumar becas externas e internas y otros tipos de becas “que aseguran el acceso y la permanencia de los jóvenes de las clases populares a las universidades nicaragüenses”.

“El 6% en usado de manera adecuada y transparente y como dice la ley 89 es una garantía mínima para que las universidades puedan cumplir sus funciones”, manifestó.

Al igual que los estudiantes, los docentes también destacan el cumplimiento del gobierno al entregar el 6% tal y como lo mandata la ley.

“Debemos reconocer que el actual gobierno encabezado por el comandante Daniel Ortega ha avanzado de manera sustantiva en la erradicación del analfabetismo, ha fortalecido la educación pública de Nicaragua… y ha cumplido plenamente con el 6% de las universidades y estamos seguros que va seguir cumpliendo plenamente con ese derecho constitucional”, sostuvo Franco.

FSLN continuará apoyando a la comunidad universitaria


El diputado Edwin Castro, quien salió al encuentro de la marcha universitaria, aseguró que la Bancada del Frente Sandinista continuará apoyando el respeto al 6% constitucional desde el Parlamento.

“Quiero afirmarle a la comunidad universitaria, a todos los jóvenes, que esta Asamblea Nacional, que esta bancada del pueblo de Nicaragua, es sumamente respetuosa a la Constitución Política de Nicaragua y el 6% es una norma constitucional y por tanto no puede ser modificada”, afirmó.

“Aquí vamos a respetar nuestro derecho a decidir por nosotros mismos. Se ha decidido que la autonomía y el 6% sea una norma constitucional, por tanto no puede haber ninguna ley que pretenda ni siquiera discutirlo”, refirió.

Castro refirió que el Gobierno ha venido trabajando fuertemente contra el analfabetismo y luchando por mejorar la calidad de la educación, de tal manera que en esta batalla por ir mejorando Nicaragua, la comunidad universitaria es muy importante.

“Estamos transformando Nicaragua y esa transformación va de mano con la comunidad universitaria y va de mano con el 6% constitucional”, manifestó el también jefe de la Bancada Sandinista en la Asamblea Nacional.

FMI no puede imponernos nada

La marcha universitaria no se limitó solamente a la defensa del 6%, sino también a reiterar el rechazo  a las pretensiones del FMI de que se realice una reforma tributaria y una reforma al seguro social bajo los parámetros de un modelo neoliberal.

De acuerdo a Telémaco Talavera, el FMI pretende que las cotizaciones al seguro social pasen de 750 a 1500 semanas, de allí que “jamás la mayoría de nuestros jóvenes alcanzarían una jubilación y menos una digna jubilación”.

“Estamos aquí porque creemos que deben hacerse una Reforma Tributaria pero no una reforma tributaria para satisfacer los caprichos e imposiciones del Fondo Monetario sino una Reforma Tributaria que genere los recursos para hacer viable el Plan Nacional de Desarrollo Humano…”, sostuvo.

Igual se refirió el secretario general de la Federación de Profesionales de la Educación Superior, Freddy Franco, para quien así como se defiende el 6% a las universidades, de la misma manera se va a defender el derecho de los nicaragüenses a decidir en relación a esos temas.

“La posición de los universitarios es que así como defendemos el 6%, vamos a defender una reforma tributaria progresiva que asegure más recursos para las políticas sociales, y vamos a defender una reforma a la seguridad social que defienda los derechos de los trabajadores”, señaló.

“La comunidad universitaria unida jamás va a permitir que se revierta el 6% y que se reviertan los derechos sociales del pueblo nicaragüenses”, subrayó.