La educación en el campo es una alternativa de tecnificación que el Gobierno Sandinista brinda a los pobladores de la comunidad Los Chocoyos en el municipio de El Crucero, pequeños agricultores la zona forman parte de este proyecto educativo que les permite innovar y hacer uso de nuevas tecnologías en el tratamiento de sus cultivos, así como en la conservación de los mismos a través de la utilización de materia prima que se encuentra en sus parcelas.

Hasta el momento, los miembros del curso han logrado avanzar en cuatro de los módulos correspondientes al plan educativo, tiempo que ha sido muy bien aprovechado por los estudiantes, en su mayoría personas adultas que califican de positiva la oportunidad que les brinda el gobierno de capacitarse.

“Este es un curso muy útil, porque hemos adquirido conocimientos con los cuales no contábamos, antes trabajábamos la tierra de forma inadecuada, haciendo uso de sustancias que al final dañaban el suelo y los cultivos, ahora estamos aprendiendo la elaboración de sustancias que nos ayudan a erradicar las plagas haciendo uso de plantas como eucalipto, ajo y chile, materiales que tenemos en nuestras casas, lo cual nos permite ahorrar dinero y darle un mejor tratamiento al suelo”, señaló José Carballo.

“Hemos logrado aprender nuevas formas de aplicar insecticidas naturales a nuestras siembras, dándole valor a plantas como el nim, eucalipto, chile y otras que son propias de nuestras tierras y que las encontramos en las parcelas, muchas veces ignoramos la importancia de algunas plantas pero ahora nos estamos dando cuenta de que son importantes para el cuido de nuestras cosechas”, afirmó Ervin Mejía.

“Con este curso estamos aprendiendo a preparar y conocer los insecticidas naturales que pueden beneficiar al cultivo y la producción de los granos que cosechamos. Los conocimientos que poseíamos eran natos, sin embargo ahora estamos siendo tecnificados, lo cual nos va a permitir desarrollar una mejor producción”, destacó José Ávalos.

Por su parte, la instructora Mercedes Mendoza, afirmó que la matrícula del curso se ha mantenido, lo cual demuestra el interés de los estudiantes, quienes de forma muy activa asisten a sus clases teóricas y prácticas.

“El curso permite brindar más apoyo a los productores de la zona y de esta manera aprendan a trabajar sin hacer uso de sustancias químicas, los estudiantes con mucha felicidad han avanzado en sus clases para ello los días sábados asisten a la parte teórica del curso y durante la semana hacemos la parte práctica del curso en las parcelas de los estudiantes” concluyó.