Una misión de científicos rusos, especializados en geodesia, geofísica y dinámica, en conjunto con expertos nicaragüenses en la misma materia, inició este viernes la valoración de las condiciones de infraestructuras públicas con respecto a su resistencia nuevos eventos sísmicos.

“Nuestra misión principal aquí es una misión humanitaria, nosotros aportamos, trajimos un Complejo Diagnóstico Móvil que sirve para valorar la sismicidad residual de los edificios. […] El Complejo Diagnóstico Móvil está destinado para aprovechar diferentes instrumentos y con el trabajo de especialistas nosotros estamos preparando, capacitando a los especialistas nicaragüenses para trabajar con este complejo”, expresó a través de una intérprete, Nigmetov Guennadi, coordinador de la misión.

Guennadi afirmó que la presencia del equipo que é dirige en Nicaragua es coordinada por la Organización Internacional de Defensa Civil y el Ministerio de Emergencia de Rusia y el trabajo que se desarrollarán será evaluar las condiciones de infraestructura de 16 objetivos, en búsqueda de confirmar de que intensidad sería el terremoto que podrían resistir.

“Estos instrumentos son complejos y modernos y yo podría decir que son instrumentos científicos, eso quiere decir que con estos instrumentos se pueden hacer las investigaciones científicas, hacer la ciencia. Con el uso de estos instrumentos ustedes también podrán investigar científicamente en diferentes aspectos, pero la tarea principal es darle uso para el bien de la gente, para las personas, ayudar a entender correctamente si están situados en un sitio seguro desde el punto de vista sísmico”, dijo el experto ruso.

El Teniente Coronel Eduardo Saballos, del Estado Mayor de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, manifestó que el trabajo del equipo de científicos rusos junto al personal nicaragüense estará orientado a valorar 16 objetivos en Managua y otros siete en el departamento de León, de los cuales 6 serán en la cabecera departamental y uno en la Paz Centro.

“El componente científico está integrado por especialistas en geodesia, dinámica, geofísica y está destinado a dos aspectos, el primero y más importante es la transferencia tecnológica, dotar de los conocimientos a los especialistas nicaragüenses para que ellos puedan hacer uso de estos instrumentos científicos, mismos que permitirán realizar estudios en infraestructuras a fin de determinar la capacidad o resistencia que tienen estas ante determinados eventos sísmicos”, añadió el Teniente Coronel Saballos.

Por su parte, Norman Ernesto Mora, funcionario de SINAPRED, declaró que la evaluación de los edificios permitirá que los expertos nicaragüenses puedan aplicar los conocimientos adquiridos en la capacitación haciendo uso de los instrumentos que ha traído la misión y de los cuales posteriormente uno será donado a Nicaragua para realizar en un futuro un trabajo adecuado en la valoración de infraestructuras.

“Son una serie de instrumentos, instrumentos que nos van a permitir por ejemplo medir cual es la amenaza sísmica que tienen las diferentes estructuras, cual es el tipo de suelo en el que están posicionadas, el distinto deterioro que tienen las estructuras de concreto, el refuerzo metálico que lleva cada uno de los edificios, es una serie de aparatos muy completos, de tecnología de punta que nos van a permitir realizar el trabajo de la mejor manera posible”, enfatizó Mora.