El Ministerio de Salud de Nicaragua (Minsa), solicitará una certificación a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sobre los resultados de un reciente Estudio de Nutrición Infantil, relacionado con el impacto del cambio climático.

El Censo de nutrición fue ejecutado a partir del 7 de agosto por el Minsa en los municipios del Corredor Seco de Nicaragua, mayormente impactados por la sequía. El informe final reflejó que el grado de desnutrición, en niños y niñas menores de 6 años, es de un 4.2% (hasta la fecha de este jueves, 21 de agosto).

Tras sostener una reunión con especialistas de la medicina natural, tradicional y ancestral, la titular del Minsa, compañera Sonia Castro, detalló que esta institución ya ha informado a la representante de la OPS en Nicaragua, Socorro Gross, sobre los resultados positivos que ha arrojado este estudio.

“Podemos decir que nos sentimos motivados para seguir trabajando; ya que el porcentaje de todos los niños, encontrados con algún grado de desnutrición, es del 4.2%, y es una desnutrición de leve a moderada. En ningún caso se encontró desnutrición severa, ningún caso crítico”, precisó Castro.

La ministra nicaragüense atribuyó esta considerable baja, en casos de desnutrición en niños del Corredor Seco, al modelo Cristiano, Socialista y Solidario, que impulsa el Gobierno Sandinista, liderado por el Presidente-Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

Detalló que programas como ‘Hambre Cero’, ‘Patio Saludable’ y ‘La Merienda Escolar’, desarrollados por el Gobierno Sandinista en zonas remotas, han sido claves para que la sequía no tenga tanto impacto sobre la nutrición de estos 190 mil niños y niñas, de la zona seca, menores de 6 años.

La compañera Sonia Castro indicó que este Gobierno Solidario no va a descansar hasta que no existan niños en estado de desnutrición. Informó que este 4.2% de niños que ha presentado un grado de leve a moderado de desnutrición, serán incorporados al Programa de Crecimiento y Desarrollo del Minsa.