Según un informe de Reuters, Ouya firmó un acuerdo con Xiaomi para llevar su plataforma de videojuegos a los dispositivos del fabricante chino.

La compañía estadounidense causó mucha expectativa cuando presentó su concepto de consola en Kickstarter, sin embargo, después de su lanzamiento no logró alcanzar el éxito esperado.

La nueva sociedad entre Ouya y Xiaomi no significa que la consola Android se comercializará en China, sino que su plataforma formará parte del software que el fabricante chino incluirá en productos como MiBox y MiTV (un set-top-box y televisor inteligente). Cuando los usuarios chinos accedan al canal de Ouya en sus dispositivos, podrán elegir entre los más de 900 juegos disponibles.

Con este acuerdo, Ouya deja claro que no se ha rendido y espera que el mercado chino los impulse para mantener viva su plataforma de videojuegos. Aliarse con Xiaomi fue un movimiento muy inteligente, la compañía china se ha convertido en uno de los principales competidores del mercado de los smartphones en su país y, sin duda, le proporcionará a Ouya amplia exposición internacional.