La línea gratuita 133 del Ministerio de la Familia (Mifamilia) se encuentra en un proceso de modernización que incluye su funcionamiento en formato de consejería para la prevención de la violencia.

La titular de esta cartera, Marcia Ramírez, explicó que esta línea tiene varios años de funcionar las 24 horas del día brindando acompañamiento a las familias nicaragüenses, no obstante, aseguró que lo que se desea ahora es convertirla en una herramienta mucho más masiva y por tanto con mayor impacto en la comunidad.

Es importante destacar que las llamadas son atendidas por un personal muy calificado compuesto por psicólogas, trabajadoras sociales y abogados, quienes se rotan de tal manera que siempre hay alguien atendiendo, independientemente de la hora y el día.

Sistema de mensajería

Como parte del proceso de modernización de los servicios sociales que presta esta institución, la ministra Ramírez indicó que Telcor firmó un convenio marco con una red de empresas telefónicas que permitirá enviar mensajes orientativos vía celular.

Esto “calza muy bien en nuestra estrategia de fortalecimiento de la familia para la prevención de la violencia”, expresó.

Actualmente Mifamilia está trabajando en determinar cuáles serán los contenidos de esos mensajes, y de esta manera tenerlos listos al momento que vaya a concretizarse el convenio.

Línea con una nueva forma de orientación

Ramírez aseguró en este sentido que la línea 133 funcionará con una característica diferente a como ha venido funcionando hasta el momento.

“Va a ser una línea de consejería familiar”, dijo la Ministra, añadiendo que esta tendrá que ser reforzada con la capacitación del personal y con la integración de más recursos humanos.

Con esto se busca que por teléfono se pueda evitar “que una situación de violencia se profundice”.

“Es el nuevo enfoque se enmarca a partir de que el Presidente (Daniel Ortega) aprueba la política y el nuevo reglamento, que es un enfoque que sigue contemplando la parte de la ruta judicial (...) pero que sigue poniendo mucho énfasis en que ese delito no llegue a ocurrir”, destacó.

El objetivo es que todo aquella persona que considere que sus relaciones familiares o de pareja se están deteriorando pueda hacer uso de la línea para recibir atención profesional.

La ministra indicó que Nicaragua, después de Brasil, es el segundo país de América Latina en contar con un servicio integral de consejería familiar en línea.

Indicó que este proceso de modernización conlleva también dotar a la línea telefónica con mejores equipos para evitar que esta se sature.