En Gobierno de Nicaragua está forjando una verdadera revolución con su modelo sostenible de turismo rural y comunitario. La idea es que las mismas familias locales, incluso las de muy bajos recursos, puedan acceder a planes turísticos a muy bajos precios, y de esta manera estimular la economía nacional y desarrollar una dinámica e integradora alternativa de esparcimiento.

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, dispuso al Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), alcaldías locales y Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, para desarrollar en conjunto este modelo que viene a restituir el derecho a muchas familias que no tenían para costear una tour operadora o una agencia de viajes para poder disfrutar de estos paquetes turísticos.

Aunque el Intur ya puso a pruebas este modelo turístico ejecutando 36 excursiones a diferentes destinos atractivos del país, este miércoles el modelo de turismo familiar entró en lleno. La primera experiencia la tuvieron las familias de la Reserva Natural Cerro ‘El Arenal’, ubicada en el departamento de Matagalpa, quienes tuvieron la gran oportunidad de viajar hasta la finca alojadora de Miraflores, a unos 26 kilómetros de la ciudad de Estelí, camino a la comunidad ‘El Cebollal’.

Familias de escasos recursos disfrutan Turismo Ecológico de Montaña

El matagalpino Fermín Antonio Salguera, fue uno de 18 compañeros y compañeras que abordaron el autobús dispuesto por el Intur, para viajar hasta la llamada ‘Perla de las Segovias’. El poblador destacó que esta ha sido una experiencia única, mediante la cual no solo ha podido gozar de la biodiversidad, el calor de la gente y la gastronomía de las frescas montañas de Estelí, sino también apropiarse de las prácticas turísticas que están ejecutando en la Reserva Miraflores, para desarrollarlas en su propia comunidad.

Salguera ha destacado las mariposas coloridas de la zona, además de sus flores y su clima agradable. Durante la excursión, refirió que el recorrido “ha sido fenomenal, en el cual se ha podido aprender cómo con tan poco dinero, se puede hacer un verdadero turismo de aventura, además de compartir en unidad familia, y con la naturaleza.

Durante una entrevista con El 19 Digital, la delegada del Intur-Matagalpa, compañera Yohaira Hernández, explicó que al poner en práctica este modelo integrador de hacer turismo familiar a un costo solidario, los protagonistas del mismo han tenido la oportunidad de compartir en las fincas alojadoras ‘La Soñada’, ‘Fuente de Vida’ y posada ‘Las Palmeras’, todas ubicadas en la Reserva Natural de Miraflores.

“El objetivo principal es hacer turismos interno, y conocer otros atractivos turísticos que existen en el país en aras de promover el amor por lo que tenemos, el amor por nuestro patrimonio cultural y natural”, declaró Hernández, durante acompañaba a las familias del Cerro ‘El Arenal’ a realizar senderismo por las imponente montañas estelianas.

Sostuvo que el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega y la Coordinara del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, han apostado y se han puesto por objetivo restituir los derechos, incluso, a aquellas personas que pese a su avanzada edad y limitaciones económicas, no conocían muchos destinos maravillosos que guarda Nicaragua.

Excursionismo da significativo empuje a pequeños negocios locales

Para Martha del Carmen Talavera, propietaria de la Posada Familiar ‘Las Palmeras’, el modelo de turismo familiar que el Gobierno Sandinista está desarrollando en los 153 municipios del país, es un gran logro no solo para las mismas familias nicaragüenses de escasos recursos, sino también para aquellos y aquellas que tienen pequeños negocios locales, y pueden ofrecer a precios verdaderamente bajos.

“En mi caso, yo oferto comidas, hospedajes, servicio de guías turísticos, cabalgatas y caminatas; tratamos de convivir con el visitante, y ofrecerles precios que pueden rondar los 20 dólares por persona, incluyendo los tres tiempos de comida, la dormida, y los paseos por la zona; la gente se siente feliz de venir, porque además gustan de la comida campesina, como el gallopinto, la crema y la cuajadita”, destacó Talavera.

La familia Centeno Jarquín fue protagonista de la primera fase de este plan de excursionismo. Visitó la Finca Posada ‘La Soñada’, en la cual pudo disfrutar de la acogedora casa del árbol, una pequeña cabaña montada a 20 metros de altura en un árbol ‘matapalo’. Con mucha alegría, esta familia agradeció al Gobierno Sandinista por estar promoviendo este tipo de turismo, a través del cual han podido compartir con la biodiversidad, los procesos agropecuarios y las cooperativas estelianas.