Siguiendo las orientaciones del Gobierno Sandinista de promover la medicina natural, se realizó el lanzamiento de patios saludables en la Casa Materna ubicada en Tipitapa, esto con el objetivo de mejorar la alimentación de las embarazadas y que estas puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos en sus hogares.

Nubia Vargas, coordinadora nacional del programa solidario Patio Saludable indicó que se están realizando talleres a embarazadas y parteras para que conozcan los beneficios de las plantas medicinales.

“En estas casas maternas podemos encontrar plantas medicinales, recuperando la cultura de nuestros abuelos. Aquí tenemos ruda, yanten, hoja del aire, hierba buena, espinaca, cebolla, remolacha, berenjena, papaya, marango, jengibre, así que vamos a estar cerca de ellas para que lo implementen en sus patios”.

Katia Molina Martínez, embarazada por segunda ocasión, manifestó que “Esto me parece muy bien por que así tenemos más aprendizaje y podemos ver cómo se siembran cosas útiles para uno mismo. De vez en cuando las hago en casa y pienso hacer mi patio de hortalizas”.

Zoyla Asunción García Hernández, quien es partera desde hace más de 20 años, dijo que ahora las mujeres que lleguen a la casa materna de Tipitapa podrán salir con mayores conocimientos para cuidar a sus recién nacidos.

“A las embarazadas se les da el romero y manzanilla en té y se lo toman para que desprenda toda lo que les quedó adentro después del parto, eso es parte de lo que les enseñamos”.

“Nosotras todos los jueves venimos a las casa materna a recibir talleres para entrenarnos en los múltiples beneficios de estas hierbas”.

El Doctor Sami Pérez Moreno, director de la casa materna de Tipitapa, indicó que en la casa materna hay albergadas cinco mujeres a quienes se les brinda el complemento alimenticio.

“Aquí se conjugan dos estrategias importantes como son la atención en las casas maternas para la disminución de la mortalidad materna y peri-natal y garantizar la seguridad alimentaria, así se asegura la vida de la mujer y el bebé”.

Estas plantas están libres de químicos, cosechadas con abono natural y se espera que esta experiencia no solo se desarrolle en las casas maternas, sino que las mujeres, las familias de ellas lleven esos conocimientos para que sean trasladados a la comunidad.