Inta Fuerte Sequía e Inta Centro Sur son las dos nuevas variedades de frijol que el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) está desarrollando con productores de la comunidad Juste, en el municipio de Juigalpa de cara al establecimiento de un banco de semillas que permita garantizar el grano para unos 50 productores de la zona.

Marlon Castilla Escorcia, técnico el INTA en la comunidad, destacó la alta productividad y la aceptación que tiene estas dos variedades de cultivos, las que responden a la condición fenotípica de los mismos como las raíces profundas y la aplicación de alguna bacteria como Rhizobium para fijar nitrógeno, sin tener que realizar tantas aplicaciones de urea.

“Esta es una asistencia técnica directa, el productor tiene que estar consciente de la necesidad de aumentar los niveles de producción y el INTA de esta manera ha venido enclaustrando el establecimiento de Bancos de Semilla Comunitarios, de esta manera la producción se distribuye entorno para diseminar la semilla para lograr minimizar los errores y las perdidas”, indicó Castilla.

INTA Fuerte Sequía es una variedad de frijol que por sus propiedades de adaptación a las zonas donde llueve al menos 120 mm durante el cultivo, fue seleccionada para ser implementada en zonas donde la sequía tiene mayores incidencias, dado que con pocas precipitaciones lograría un buen desempeño productivo y entre más lluvias se produzcan incrementaría sus rendimientos.

INTA Centro Sur es otra variedad liberada por el INTA en zonas como Boaco, Chontales, Nueva Guinea y San Carlos, dado que goza de características como alto rendimiento con una producción de 15 quintales por manzana, un valor comercial excelente.

“Es una variedad mejorada que el color del grano, la forma y el tamaño es como el frijol criollo, pero además tolera los cambios climáticos y se adapta a sequía”, manifestó Según Noel Duarte, responsable de Investigación del INTA en la V Región al hacer referencia que durante su siembra se han producido solamente dos precipitaciones durante su establecimiento y floración.

“Esto va a servir para que los productores del entorno tengan semilla de calidad y variedades tolerante a cambios climáticos para la siembra de postrera”, apuntó Duarte.

Para estos productores experimentar con esta nueva semilla ha sido de gran provecho para la producción que se estima alcanzar mayores rendimientos y recuperarse de las pérdidas ocasionadas por el déficit de lluvias que ocasionó daños en su producción regular.

“Se ha tenido una experiencia bien bonita, extremadamente satisfactoria porque se ha visto el rendimiento que va a tener el frijol INTA Sequía, porque en verdad nunca pensamos que a como ha estado el tiempo, íbamos a cosechar y este grano nos ha dejado sin palabras”, comentó Marvin José Cortez Galeano.

Cortez señaló que han notado el rendimiento del grano que está cosechando aunque las precipitaciones han sido menores, pero que también ha sido necesaria la asistencia brindada por los técnicos del INTA para lograr que el frijol tengan un gran rendimiento.

“Este grano se va a extender a otras comarcas, a otros municipios. Este es un Banco de Semillas que nosotros tenemos para ayudar a los demás productores y para que ellos tomen conciencias de que hay variedades que rinden”, dijo Cortez.

“La experiencia ha sido buena porque nos ayuda a trabajar y hemos aprendido como sembrar usando nuevas técnicas y con esta semilla se está obteniendo mejores rendimientos del frijol, no necesita de mucha agua”, expresó la productora Elsa Martínez.