l Embajador de Palestina en Nicaragua, Mohamed Saadat, agradeció la solidaridad del pueblo y Gobierno de Nicaragua, representado por el Presidente-Comandante Daniel Ortega, quien valora el envío de un contingente médico a la Franja de Gaza, para prestar auxilio al pueblo palestino, víctima de los bombardeos perpetrados por Israel.

“Quiero aprovechar la ocasión para dirigir un agradecimiento al gobierno de Nicaragua, al Presidente Daniel Ortega Saavedra, a la compañera Rosario Murillo, al Frente Sandinista, a la Juventud Sandinista, a los estudiantes, por todo el apoyo que han expresado a favor de nuestra causa, sobre todo la decisión tomada ayer por parte del comandante Daniel Ortega de estudiar el envío de un contingente médico hacia Palestina, algo que expresa, demuestra otra vez la voluntad de principios de solidaridad de Nicaragua con nuestro pueblo”, dijo Saadat durante una intervención que realizó en el marco del Congreso #17CLAE en nuestro país.

El diplomático aprovechó la ocasión para denunciar el sufrimiento de su pueblo que es víctima del irracional ataque del gobierno y fuerzas militares israelitas, que por varias semanas mantienen un bombardeo constante en la Franja de Gaza.

Saadat afirmó que estas acciones pueden calificarse como una barbarie contra su pueblo, pues las víctimas son en su gran mayoría niñ@s, [email protected], mujeres y objetivos civiles.

“Quiero hacerles llegar el saludo de todo nuestro pueblo, porque todo nuestro pueblo conoce las expresiones de solidaridad de América Latina que expresó su solidaridad muy avanzada a favor de nuestra causa”, expresó Saadat.

Un nuevo nazismo está surgiendo

Informó que en los últimos días comunidades enteras en Gaza están siendo masacradas por las fuerzas israelitas “están matando miles de personas, la mayor parte de ellos son niños, ancianos, destruyeron miles de casas, es una guerra de exterminio que ellos están llevando a cabo con nuestro pueblo, es una eliminación étnica contra nuestro pueblo, no quieren reconocer a nuestro estado independiente”.

Dijo que los ataques solamente pueden calificarse como acciones nazis y fascistas, pues el gobierno de Israel “es el nuevo nazi que está surgiendo en la zona y tenemos que expresar nuestra solidaridad para ver, proteger a la humanidad de este nazismo, este fascismo que puede afectar a toda la humanidad”. Saadat recordó que la lucha de su pueblo lleva muchos años y que muchas masacres ha cometido Israel contra su pueblo desde 1947.

Informó que el gobierno de Palestina ha querido llegar a acuerdos, pero Israel se niega y violenta el cese al fuego, una señal de que no quieren tranquilidad en la zona.

“Tratan de desviar la atención de la comunidad internacional de las posiciones de ellos contra la paz, porque declararon no seguir en las negociaciones y prefirieron seguir la guerra contra nuestro pueblo”.

Describió las barbaries que están cometiendo los israelitas, como quemar vivo a un joven palestino que le echaron gasolina por la boca y luego prendieron fuego.

“Este fascismo es una amenaza para toda la humanidad, la lucha nuestra es una lucha en nombre de toda la humanidad, porque ellos forman amenaza para todos nosotros, el mensaje que vamos a llevar es la lucha contra este nuevo fascismo que se está desarrollando en nuestra zona, este peligro tenemos que enfrentarlo desde ahorita antes que se ponga más grande, ellos no creen en nada, no creen, no respetan nada, no respetan a las Naciones Unidas”, denunció Saadat, indicando que las condenas y rechazo de la comunidad internacional no son suficientes “es el momento de tomar acciones más fuertes”.

Pidió que no se vendan armas al gobierno de Israel, pues estas están matando a gente inocente y principalmente a niños y niñas. Israel no tiene porque armarse, ya que nadie lo está amenazando.

“No hay nada que este amenazando a Israel, ellos hablan del derecho de defenderse, ¿defenderse de qué? ¿Acaso tenemos armas nucleares para amenazar a Israel?, ¿Acaso defenderse significa matar a los niños y ancianos en Gaza?”, preguntó Saadat.

Finalizó exponiendo que la situación es tan difícil en su país que desde hace siete años no entra materiales de construcción, la población no tiene oportunidad de trabajar y la electricidad solamente es para cuatro horas “por eso la solidaridad con nuestro pueblo es una necesidad urgente”, por lo que pidió quitar el bloqueo que tiene Israel contra su nación para poder vivir en paz y justicia.