Recientemente, el sitio especializado en patentes, Patently Mobile, encontró que en febrero del año en curso Samsung legalizó un documento que revela un smartphone flexible que se dobla hacía ambos lados.

Aunque aún no existe alguna garantía de que el dispositivo salga a la venta, recordemos que desde hace tiempo la compañía ha intentado implementar esta tecnología en sus equipos y hasta el momento sólo el Galaxy Round luce un aspecto ligeramente curvo.

Las patente habla a detalle de cómo los ingenieros lograrían la hazaña de fabricar un equipo con dicha flexibilidad, pero lo más interesante son las ilustraciones que muestran la usabilidad de un equipo así. Uno de los dibujos sugiere un doblez donde el teléfono funge como un reloj despertador de escritorio, mientras que otro sugiere que el smartphone sería capaz de doblarse como si se fuera una laptop.

Sin duda nos encantaría que Samsung lanzara un prototipo para conocer más acerca de su funcionalidad y verificar si un diseño flexible resulta en verdad útil para el uso diario.