En los últimos años el consumo de la chía no solo ha venido fortaleciéndose en el mercado nacional sino también que ha empezado a proyectarse como un importante producto de exportación. Ante ello, el Gobierno se ha unido a los productores y procesadores para juntos buscar cómo fortalecer los mecanismos de producción y procesamiento de este importante rubro.

La titular del Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria, compañera María Machado, aseguró luego de una reunión con este gremio productivo, que la chía es un cultivo autóctono de gran interés nutricional, de tal manera que la prioridad del Gobierno Sandinista es garantizar toda la asistencia y apoyo que demanda el sector.

Una de las principales dificultades que han expresado los productores es la falta de semillas certificadas. Ante ello la Ministra señaló que ya se está trabajando en el establecimiento de bancos de semillas y en el registro de la denominación de origen de la chía nicaragüense.

Machado aseguró que este año se han destinado alrededor de 10 mil manzanas para el cultivo de la chía, con lo cual se espera cosechar un aproximado de 100 mil quintales del producto.

Alberto González, productor del municipio de La Trinidad, Estelí, aseguró que cada manzana cultivada produce hasta 12 quintales de chía.

“El cultivo de chía se ha sembrado siempre como la sembraban nuestros abuelos. Yo ya tengo 30 años de conocer del cultivo de chía y se tiraba nada más en el huerto, pero ahora se está tecnificando y está dando más resultados”, afirmó.

González destacó que lo que ellos quieren es avanzar en la tecnificación del cultivo, pues solo así lograrán un mayor rendimiento y por tanto mejores ingresos para sus familias.

Aceite de chía

Aunque los nicaragüenses usan la chía en bebidas refrescantes y para el tratamiento de diferentes enfermedades, actualmente los productores han pasado a la etapa de su procesamiento para sacar aceite, el cual es muy rico en omega 3.

Para el sector, esto es una gran oportunidad comercial, sobre todo considerando que la chía tiene una concentración de aceite de entre el 23 y 26 por ciento, equivalente a 11 litros por cada quintal.

“Es muy rentable para los productores de chía. Ellos pueden extraer su aceite y darle un valor agregado a su producción”, explicó Francisco Mora, propietario de Industrias Don Pancho, empresa originaria de Masaya que se dedica a fabricar los equipos para extraer el aceite.

Mora indicó que el Ministerio de Economía Familiar le ha ayudado a su empresa en todo lo que tiene que ver con la comercialización de su producto.