En la inauguración del Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes,  Piedad Córdoba, ex-senadora de Colombia y líder del partido de Izquierda de este país destacó el legado del Comandante Hugo Chávez en cada uno de los jóvenes presentes, “pienso que Chávez debe estar feliz”.

Al respecto enfatizó que los estudiantes representan el corazón de hombres y mujeres que luchan por un mundo mejor, donde sean capaces de tener un pensamiento crítico, inclusivo y participativo.

Además, dijo que la patria de Cuba ha sido la base inspiradora para  logar  el sueño de lucha en Nuestramérica, la cual no morirá porque se mantiene viva en los jóvenes que son el motor de cambio para las transformaciones futuras.

Córdoba manifestó sentirse acogida como si estuviera en su propia casa y orgullosa del Presidente de Nicaragua, “Daniel hijo ilustre de Sandino vocero y conductor de esta Nicaragua libre junto con su compañera fiel, porque cada vez que los colombianos miramos hacia este país sentimos la necesidad de seguir empujando hacia adelante”.

La Exsenadora de Colombia considera necesario que los jóvenes de  hoy permanezcan en la lucha con pensamiento libre, “si perdemos la vida se pierde bien, porque se pierde en beneficio de los demás”, enfatizó.

Por otra parte, mientras agradecía al Presidente Daniel por abrir este espacio de lucha, los participantes del congreso coreaban emocionados “adelante, adelante la lucha es constante”, ya que la unidad de nuestra américa es importante para que triunfe la paz.

Córdoba señaló que el pensamiento vigente y fresco que ahora se reaviva con Chávez, debe ser conocido, divulgado y puesto en práctica por todos los pueblos latinoamericanos y caribeños de nuestro continente.

Para finalizar recordó al mundo el genocidio contra el pueblo de palestina que ha sido humillado y saqueado injustamente y que jamás se aceptará ni reconocerán la forma brutal de intervención hacia ese pueblo.

En este sentido hizo un llamado a los estudiantes a la reflexión para continuar luchando y sobretodo valorar la importancia de vivir en un país libre donde los niños puedan ir a la escuela gratuitamente, las mujeres puedan ser incluidas y tratadas con igualdad y sin discriminación como en Nicaragua, remarcando que la unidad es el camino hacia la victoria de Latinoamérica.