A las 11 del día en el sector del puente León en el barrio Santa Ana en Managua, miles de [email protected] de los barrios occidentales despidieron a Santo Domingo de Abajo, que al son de chicheros y explosión de cohetes, fue entregado a los devotos de San Andrés de la Palanca que lo llevaron a su santuario en Ciudad Sandino.

El sol inclemente del mediodía no hizo mella entre los miles de devotos y promesantes que acompañaron a Santo Domingo de Abajo, 12 centímetros más grande que la imagen de Santo Domingo de Guzmán que alcanza los 35 centímetros. Ambas imágenes atraen fieles que le bailen, le confían sus pesares y les prometen devoción, a cambio de milagros.

El sector del barrio Santa Ana vivió una jornada de alegría, hasta el Cacique Mayor de Santo Domingo de Guzmán llegó a esta celebración. Los devotos de Managua le hicieron entrega a la vicealcaldesa de Ciudad Sandino Escarleth Solís López y a los fieles creyentes de la comunidad San Andrés de la Palanca.

La entrega de Santo Domingo de Abajo por parte del Comité de Cargadores Tradicionalista de la parroquia Cristo
del Rosario, se realizó en horas del mediodía, la algarabía no se hizo esperar, la detonación de cohetes y lamúsica filarmónica estalló a más no poder.

“Las actividades se han realizado de la mejor manera puesto que hemos tenido bastante la seguridad de la Policía Nacional, en Ciudad Sandino hay una barrera de toros y todo ha transcurrido normal y en San Andrés de la Palanca las fiestas han transcurrido normalmente”.

Durante el trayecto por los barrios occidentales de Managua se pudo observar la devoción de la feligresía, igual en las calles de Ciudad Sandino, hasta que fue dejado en su morada en la que permanecerá hasta el siete de agosto del 2015 que vendrá nuevamente a la capital.

“Es notable la presencia de las familias, se nota el rescate de esos valores familiares y estamos pendientes con el cuido para con los niños, con los adultos mayores”, dijo la compañera Escarleth.

“Vengo a participar de estas fiestas porque mis hijos fueron sanados gracias a la intervención de Santo Domingo de Abajo, siempre lo venimos a dejar a la iglesia Cristo del Rosario y lo voy a dejar hasta San Andrés de la Palanca, todos los años hay mucho fervor de toda mi familia”, nos comentó Julia Castro, pobladora de Ciudad Sandino.

Doña Karla Marenco que tiene más de 20 de participar en estas fiestas, recordó que antes el recorrido solamente incluía la comunidad de San Andrés de la Palanca, la Cuesta del Plomo y llegaba a la iglesia Cristo del Rosario.

“Ahora es mucho más bonito porque la imagen la pasean y la bailan por más barrios, esto ayuda que la tradición vaya creciendo”, afirmó Marenco.

La imagen de Santo Domingo de Abajo viene a Managua cada 7 de agosto, es acompañada por miles de promesantes que la vienen a dejar a la iglesia Cristo del Rosario donde permanece 10 días, para luego ser llevada a la capilla de San Andrés de la Palanca. En el puente León es recibido por los tradicionalistas, quienes el 17 la entregan nuevamente a la población de San Andrés.