Esta semana serán seis los españoles que guiarán a los espectadores por este país de Centro América. El primer protagonista, Emilio, se quitó la toga de abogado y se colgó la guitarra al cuello.

'Españoles en el mundo' pondrá después rumbo a la Nicaragua más rural, concretamente a Matagalpa, para reunirse con Pilar. Les ha citado a la hora del ordeño, una referencia más que habitual por estas tierras de ganado y de vaqueros, casi como en el lejano Oeste.

En un lugar de Managua, la capital, desde hace ocho años vive un hidalgo valenciano llamado Alberto Maravilla, dramaturgo de profesión, que mostrará a los espectadores lo que tiene ahora entre manos: 'El Quijote'.

Laura se ha traído las tortillas de patatas a San Juan del Sur, un tranquilo pueblo de Nicaragua bañado por el Océano Pacífico. En su café se fusiona la comida española y la nicaragüense. Además, desde hace seis meses, es madre.

El equipo cogerá después un ferry para reunirse con Patricia, la siguiente protagonista, en la isla de Ometepe, un lugar formado por dos volcanes, uno de ellos activo. Un entorno de lo más salvaje que para Patricia es un remanso de paz.

Y Ramón, el último protagonista, compartirá con los espectadores su experiencia. Tenía muy claro que no quería cumplir los 40 años en Barcelona, así que su 'crisis de los 40' fue tropical.