Tras el anuncio que hiciera el Gobierno Sandinista sobre la ampliación del contingente de importación del frijol rojo, y su venta a 22 córdobas en los mercados capitalinos, la especulación del grano, fraguada por un inescrupuloso grupo de comerciantes 'al por mayor', se ha visto gradualmente golpeada.

El Presidente Daniel Ortega orientó al Mific el incremento de la importación del frijol rojo de 20 hasta 38 mil toneladas, procedente de varios países, con el objetivo de abastecer el mercado nacional y equilibrar los precios de este producto.

Este sábado y domingo, respectivamente, el frijol rojo (no importado) pasó de valer 30 y 35 córdobas a 22 y 25 córdobas, cotizado en el mercado negro.

Otra de las fuertes razones por la que los especuladores han bajado el precio del grano es porque este fin de semana entró frijol nuevo procedente de Wiwilí y otros municipios del Norte a los mercados capitalinos.

Un equipo periodístico de El 19 Digital visitó distintos puntos del Mercado Oriental, con el objetivo de constatar las razones por las que el grano ha mermado su precio. Los comerciantes indicaron que los especuladores "tienen miedo de quedarse con el producto".

Marcos García, comerciante del sector El Novillo, sostuvo que "tras darse cuenta que el Gobierno (Sandinista) va a traer frijol rojo más barato, las personas que estaban vendiendo el frijol más caro de lo debido, han tenido que quebrar los precios de inmediato".

De igual manera piensa, Humberto Toruño, quien por varios años ha vendido el grano en el sector de 'Los frijoleros', en 'El Calvario'. "Creo que esta vez se les ha pasado la mano a los especuladores, nosotros estamos vendiendo hasta en 25 el frijol rojo, y el negro en 15 córdobas", señaló.

El pasado viernes, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), anunció que ya se encuentran en el país unas 29 mil 500 toneladas de frijol rojo; sin embargo esta cantidad se ampliará en los próximos días para abastecer el mercado nacional.

Ante el incremento de la importación de este producto, el titular del Mific, Orlando Solórzano, manifestó que "aquel que compró frijoles caros para especular, tendrá que quedarse con ellos o venderlos rápidamente, como consecuencia de andar haciendo un 'bisnes', y no un comercio honesto y formal".