“Yo aspiro a esos 10 millones de votos, a rozar ese techo, a ese 70 por ciento. Y activo a los venezolanos honestos, no sólo de sectores populares, sino también de sectores medios, que piensan con su propia mente, a que no se dejen envenenar”, expresó el líder bolivariano.

El 7 de octubre, el mandatario buscará una nueva reelección enfrentando al gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, postulante de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que agrupa a una veintena de fuerzas opositoras.

Chávez, quien se recupera de un tratamiento contra el cáncer, confirmó que el mes próximo anotará su candidatura, dijo que se siente bien y se mostró confiado en poder asumir la campaña, con fecha de inicio el 1° de julio.

“Me siento bien, después de esta semana recuperándome día tras día de los efectos del tratamiento de radioterapia. Cada día me siento mejor, retomando mis horas de trabajo, mis actividades físicas y de gobierno. Vengo asumiendo esto quizá no como un caballo, sino como un búfalo, para continuar la senda de la recuperación”, indicó.

El viernes, el mandatario había admitido que en adelante ya no se manejaría como un “caballo desbocado”, como antes, porque la enfermedad le impone límites.

El jefe del Estado señaló que resta acordar con el Partido Socialista Unido de Venezuela qué día, entre el 1° y el 11 de junio, inscribirá su postulación, y que luego vendrá otra etapa en la campaña, para la cual está “calentando los motores”.

“Haremos ajustes y en julio arranca la campaña y yo tengo una gran fe y certeza de que con todo lo que hemos hecho y vamos a hacer vamos a obtener una gigantesca victoria, pero llamo al pueblo a unirnos, a no caer en triunfalismos”, recalcó.

Desde que volvió de su último viaje a La Habana, el 11 de este mes, Chávez no participó de actos públicos. El mandatario hizo once viajes a la capital cubana desde que fue operado de un tumor cancerígeno, en junio del año pasado.