La crianza y comercialización de animales exóticos es una alternativa económica que en los últimos años ha crecido de manera considerable, son muchos los países de Asia, China, África, Europa y Estados Unidos quienes en su mayoría demandan la adquisición de las especies cómo la serpiente Boa, Gallegos Verdes, Tortugas y Ranas de Ojos Rojos, para darles uso como mascotas, dichas especies son criadas en nuestro país en pequeños zoo-criaderos autorizados por el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA).

Uno de los sitios donde se dedican a la hermosa tarea de crianza de reptiles es Exotic Fauna, ubicado en la carretera hacia Masaya, desde hace siete años el matrimonio Lacayo-Talavera tomó la iniciativa de trabajar con cinco especies diferentes, las que han logrado colocar en el mercado internacional y que les ha permitido contar con planes a futuro.

“Son cinco especies con las que trabajamos, dos especies de tortugas, gallegos verdes, ranas de ojos rojos y la Boa Constrictor, además contamos con el ciclo alimenticio de cada especie, de esta manera garantizamos que sean especies saludables y de esta manera poder exportarlos. Las tortugas son las especies que mayor demanda tienen debido a sus colores y aunque nos ha constado salir adelante hemos triunfado en este tipo de trabajo” señaló Eduardo Lacayo, propietario.

A pesar que en nuestro país no existe la cultura de adquisición de estas especies como mascotas, los propietarios del negocio afirman que han logrado posicionarse como uno de los lugares donde se comercializan especies de calidad y a muy buenos precios, además cuentan con las medidas higiénicas necesarias y la aprobación de instituciones como Marena.

“Nuestro negocio nace del amor que tenemos por la fauna de nuestro país, ha sido bastante difícil instalar el negocio pero lo más importante es garantizar las condiciones higiénicas y alimenticias de los animalitos. La exportación de estas especies es una buena alternativa de trabajo porque además generamos fuentes de empleo a las familias cercanas” manifestó Yessenia Talavera, co-propietaria.

“Nuestros planes a futuros es exportar arañas puesto que es una de las grandes demandas de nuestro mercado, el apoyo de Marena ha sido fundamental a través de la disponibilidad que nos han brindado, así como el asesoramiento de las normas técnicas, creo que esto ha sido una base fundamental para nuestro desarrollo” añadió.

Por su parte, las autoridades del Marena, señalan que este tipo de negocios además de generar empleo, permiten en cierta manera la conservación de las especies a través del cautiverio.

“Marena es el ente regulador y uno de los promotores de este tipo de actividades, porque es una alternativa para la conservación de las mismas, ya que no son extraídas del medio natural para el comercio sino que nosotros autorizamos la extracción del medio natural de los padrotes, de las hembras y machos para su reproducción a través del cautiverio” destacó René Castellón.

“Esta se ha vuelto una alternativa económica y fuente de empleo para las familias, estos son establecimiento debidamente constituidos. Aproximadamente tenemos un registro de 15 negocios similares, cinco de ellos plantillo de especies en cautiverio para la exportación. Además estamos trabajando en la apertura de criaderos de arañas cebras y pica caballo” concluyó.