Este centro de producción tabacalera forma parte de la firma exportadora Tavicusa, y lleva el nombre del comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez, quien en los años ochentas fue pionero en la organización de las llamadas granjas de régimen abierto o centros de reinserción laboral para privados de libertad.

“El comandante Tomás Borge fue uno de los artífices de lo que es el concepto moderno del trabajo penitenciario, de lo que es la reeducación penal, de lo que es la reinserción de los internos al trabajo productivo”, explicó la titular del Ministerio de Gobernación, Ana Isabel Morales.

La ministra recordó que durante los años ochentas se construyeron 24 granjas de régimen abierto, lo que permitió que ya para 1988 el Sistema Penitenciario fuera auto sostenible.

El inversionista, Amílcar Pérez Castro, Presidente de tabacalera Tavicusa, dijo sentirse satisfecho con la inauguración de esta fábrica en el sistema penitenciario de Estelí, y señaló la importancia de que los internos se unan a las labores productivas a través de la fabricación de tabaco para el mercado internacional.

“Realmente hay mucha confianza con el gobierno, ya que ellos se nos acercaron a plantearnos sobre este proyecto y tienen mucha inspiración, mucho deseo en ayudar al Sistema Penitenciario no solo de Estelí, sino a nivel nacional”, indicó Pérez Castro, quien destacó los planes del gobierno de que proyectos como este se materialicen también en otros centros penitenciarios del país.

Un punto muy importante de este proyecto es que los privados de libertad devengarán un salario y podrán apoyar con este a sus familias.

“No solo los que estamos aquí presentes sino todos en general estamos muy agradecidos por el voto de confianza brindado por los inversionistas e igual por las autoridades que han hecho realidad este sueño”, afirmó Oscar Danilo Ramírez, en representación de los privados de libertad.

Durante la primera etapa esta fábrica tabacalera dará trabajo a aproximadamente 100 reos.