Con el objetivo de que los pequeños agricultores y ganaderos del país se apropien de mejores tecnologías productivas para enfrentar los graves efectos del cambio climático, se realizó este jueves un taller de capacitación dirigido a los facilitadores del Programa de Educación Técnica en el Campo.

El encuentro fue coordinado por el Nacional Tecnológico, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Ministerio Agropecuario y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), y forma parte de las acciones que realiza el Gobierno Sandinista para mejorar las capacidades técnicas del campesinado nicaragüense.

Oscar Real, del equipo del Tecnológico Nacional, explicó que lo que busca el gobierno es capacitar a los facilitadores para que estos luego trasladen sus conocimientos a los productores a nivel nacional.

Al respecto, Real indicó que a partir del día sábado estos mismos facilitares empezarán a reproducir estas nuevas técnicas a aproximadamente 18 mil protagonistas del programa.

Jairo Chávez, técnico extensionista del INTA en el municipio de Mateare, explicó que la sequía indudablemente ha estado afectando al corredor seco.

“Yo atiendo en municipio de Mateare, que es una parte bastante seca donde las precipitaciones no han superado los 80 milímetros en lo que va del año. Entonces para nosotros llegar a las escuelas y trasmitirles a los protagonistas la manera en que ellos se pueden adaptar al cambio climático es de mucha importancia”, afirmó Chávez, quien destacó que obras de captación de agua y de conservación de suelo son fundamentales para mantener la productividad.

Entre los temas abordados en este encuentro con los facilitadores, estuvo la introducción del marango en los sistemas productivos nacionales.