Más de 400 mil niños que habitan en el Corredor Seco de Nicaragua recibirán reforzamiento en la merienda escolar que el Gobierno Sandinista brinda para prevenir la desnutrición y garantizar un mayor desarrollo físico y mental en los menores.

Los niños y niñas de las comunidades alejadas de Tipitapa, como son Tierra Blanca, Colama, El Brasil y Pueblo Nuevo, reflejan en sus rostros la inocencia, y con ella la sonrisa cuando son llamados por sus profesoras para que se formen y así lavar sus manos para poder disfrutar de ricos alimentos elaborados por las manos de las madres de familia como parte de la responsabilidad compartida impulsada por el Gobierno del
Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Durante el recorrido por la comunidad Pueblo Nuevo, la Vice Ministra del Ministerio de Educación (MINED), Norma Díaz, afirmó que “debido a la sequía que está mermando la disponibilidad de alimentos en muchos hogares, nosotros como Ministerio de Educación y por orientaciones del Gobierno Sandinista, tenemos la disponibilidad de velar que este complemento alimenticio que se facilita, como es la merienda escolar, supla estas dificultades”.

Un reforzamiento de la merienda es parte de las orientaciones del Gobierno Sandinista. “Esto significa que vamos a entregar una cantidad mayor de cereal fortificado que permita a los niños y niñas tomar ese vasito dos veces; en la mañana y antes de irse para sus hogares”, anunció Díaz.

La entrega de la tercera merienda del año estaba programada para el 20 de agosto, pero a consecuencia de la sequía en algunos centros de estudio se está agotando, por tanto, esta nueva entrega será distribuida el 14 ó 15 de agosto.

“Nosotros estamos entregando un refuerzo de alimentos que permita por lo menos cubrir más de 60 días, lo normal es disponer de 50 días de merienda en cada una de las entregas, con esto se permitirá que el niño, aunque ya haya salido de la escuela, pueda tener esta disponibilidad de alimentos”.

Por su parte, Mirian Urbina Rivera, directora del centro escolar Aminta Isabel Sandoval, de la comunidad El Brasil, Tipitapa, indicó que “Son 248 niños y niñas de preescolar, primaria, y 44 de secundaria rural, a quienes el gobierno les brinda la merienda escolar, alimento que es de gran beneficio ya que esto los viene a ayudar en lo que es el rendimiento académico, asistencia y retención escolar”.

“La comunidad está sintiendo los efectos de la sequía y con estos alimentos los niños no se van con su estómago vacío. Algunos niños son casos críticos y nosotros les damos alimentos para que los lleven a su casa”, concluyó Urbina.