Monseñor Eddy Montenegro Avendaño, Prelado de Honor de Su Santidad, elevó una oración al Altísimo durante el acto del XXXIV aniversario de constitución de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.

“Dirigimos nuestras súplicas al Dios Altísimo para que guarde, bendiga y proteja a la Fuerza Naval que la hemos visto siempre en muchos momentos de la historia de Nicaragua surcando las aguas de nuestros mares, de nuestros lagos llevando muchas veces el socorro a comunidades alejadas que solamente se puede llevar por barcos, lanchas y en otros momentos siempre patrullando y cuidando las costas y las aguas de nuestra querida Nicaragua”, afirmó Monseñor Eddy.

Así mismo resalto el trabajo que realiza esta institución en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

“Miramos con detenimiento las noticias donde nuevamente otra misión que ustedes, queridos hermanos y hermanas de la Fuerza Naval, en el cumplimiento de su deber en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y los nicaragüenses nos sentimos orgullos del papel y las funciones que desempeñan ustedes como Fuerza Naval de nuestro Ejército”.

El Prelado de Honor de Su Santidad, expresó “Le pedimos al Señor que bendiga todas sus misiones que los proteja en altamar, que el señor esté siempre presente en cada uno de ustedes, porque también un buen soldado es un buen cristiano, y ambas cosas nos hacen ser siempre personas solidarias y los miembros del Ejército, están en primera fila de la vanguardia de la solidaridad para con el resto de los nicaragüenses”.

En su invocación al Altísimo, Monseñor Eddy Montenegro, pidió porque las lluvias aumenten en nuestro país, sobre todo en el Corredor Seco, donde las familias se han visto afectadas por la escasez de precipitaciones.

“Estamos nuevamente invocando al Señor que nos ha bendecido con la lluvia, ojalá estuviera lloviendo en todo el corredor seco de Nicaragua y más allá de Centroamérica, para que esa bendición del Señor nos produzca los alimentos necesarios que toda nación, que todo conglomerado necesita para sobrevivir sobre la faz de la Tierra”, finalizó Eddy Montenegro.