Actualmente, los fabricantes de PC puestan por compactar tanto como sea posible el poder de procesamiento de las soluciones empresariales y la nueva línea ThinkStation, denominada Serie P, es un gran ejemplo. Lenovo presume que sus nuevas estaciones de trabajo son las primeras en aprovechar el potencial de los procesadores Haswell-E Xeon de Intel, pero además, que se distinguen del resto de la industria al combinar flexibilidad de configuración y facilidad de uso.

Esta familia consta de 4 modelos: la P900 sirve para procesar renders y hacer simulaciones matemáticas muy complejas, la P700 también ofrece eficiencia al renderear pero ante tareas menos demandantes, la P500 es ideal para trabajar con animaciones 3D y la P300 es suficiente para un desempeño óptimo al manipular objetos tridimensionales. Todas incluyen gráficos de Nvidia Quadro, aunque la capacidad de la tarjeta va de acuerdo con el precio del equipo.

Los representantes de Lenovo explican que la Serie P permite cambiar componentes de manera sencilla y rápida, pues todo en su interior es modular. Al respecto, estas ThinkStation son muy actualizables, así que tanto el almacenamiento, como la RAM o incluso los ventiladores, pueden cambiarse sin necesidad de usar herramientas, debido a un novedoso sistema de clips.

Lenovo no reveló el precio exacto de la Serie P, pero asegura que estará por encima de $1500 USD y que será más alto de acuerdo con las especificaciones elegidas por el usuario.