Al menos 48 personas, la mitad de ellas con más de 65 años, murieron en Japón de mayo a agosto de este año como consecuencia de intensas olas de calor, informó hoy la Dirección de Gestión de Incendios y Desastres Naturales (Dgidn).

Según ese organismo, las elevadas temperaturas, que en varias localidades ascendieron a 38,8 grados centígrados, provocaron también que otras 31 mil 100 personas fueran atendidas de urgencia en hospitales de todo el país.

Entre las prefecturas, Tokio reportó el mayor número de casos con dos mil 430, seguida de Saitama y Aichi, difundió la televisora NHK.

Ante el calentamiento del clima, Dgidn advirtió a la población que para evitar la deshidratación debe consumir abundante agua y usar medios como aires acondicionados y ventiladores que refresquen el ambiente circundante.