Si en todo caso la energía liberada asciende, la dirección de Geofísica del INETER tiene por cumplimiento dar alertas, "en todo caso le daríamos la información al Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED). Nosotros lo que hacemos es sugerir, a partir de las condiciones que se tienen”, comunicó Álvarez.

Asimismo el Responsable de Vulcanología dijo que INETER está en permanente vigilancia, para lo cual se está haciendo uso de instrumentación sísmica a través de una estación que está instalada cerca del volcán. Además explicó que hay dos estaciones que están ubicadas fuera del área del volcán para tener una mejor localización de los eventos producidos.

Cámara Web monitorea el volcán las 24 horas

Álvarez explicó que han instalado cerca de Ticuantepe una cámara web la cual está monitoreando día y noche, logrando una visualización permanente del comportamiento del volcán, por si hubiera una explosión del mismo.

“Las salidas de cenizas son esporádicas, y para eso nosotros hemos establecido un acuerdo de colaboración, entre la dirección del parque e INETER; los guardaparques están haciendo observación de permanencia en el área; entonces ellos hacen un reporte diurno y otro nocturno, donde nos dicen que si ha habido salida de cenizas”, expresó.

Expertos de Suecia hacen mediciones en el Volcán

En el mismo orden, el vulcanólogo informó que este domingo 20 de mayo, un equipo de la Red para Observaciones Volcánicas y Cambios Atmosféricos de Suecia visitó el Volcán Masaya para hacer mediciones de la composición química de la pluma de gases, con dichos resultados podrán tener mayores datos del comportamiento interno del volcán.

“Hicieron mediciones con un equipo de petroscopia infrarroja, para obtener la composición química de esa nube de gases, entonces ellos pueden analizar presencia de flúor, cloro, formas ácidas, dióxido de carbono, entre otros componentes”, precisó.

El Responsable de Vulcanología comunicó que los expertos que hicieron las mediciones, emitirán los resultados en unos 30 días, luego de hacer un estudio más detallado de las sustancias químicas en los laboratorios de Suecia.