Intel presumió en Computex 2014 que la arquitectura de 14 nanómetros de su procesador Core M permitirá construir dispositivos más delgados sin necesidad de sacrificar poder. Al parecer esa no será la única virtud del CPU, pues la compañía acaba de revelar que la tecnología Broadwell puede prescindir de ventilación.

Aunque los dispositivos móviles han usado desde hace mucho tiempo sistemas que no necesitan enfriamiento, la solución de Intel destaca por ofrecer el mismo desempeño de los Core i utilizados en laptops y ultrabooks. Dicho de otro modo, las tablets lanzadas en próximos meses que funcionen con procesadores Intel podrán ejecutar la versión completa de Windows 8 y hasta permitir el uso de aplicaciones que consumen muchos recursos, como Photoshop CC. Al respecto, los gráficos que acompañarán a los procesadores Core M también tendrán mayor potencia —según Intel hasta 7 veces más—.

De acuerdo con Intel, los primeros equipos potenciados por Core M llegarán a finales de 2014, entre ellos varias ultrabooks, tablets y algunas transformables; lo interesante es que esos nuevos modelos mantendrán el precio de sus antecesores. Ahora bien, hay rumores de que Microsoft prefirió aplazar el lanzamiento de la Surface mini y del mismo modo, Apple está retrasando la salida de sus nuevas MacBook Air, ambos con la intención de incluir tecnología Broadwell en lugar de la cuarta generación de Core i.