Los obreros de la construcción demandaron al consorcio Proyectos de México (Prodemex) el pago exacto de las horas extras, el cumplimiento de los 15 minutos para tomar el refrigerio, el cese de los despidos injustificados y otros temas que viene incumpliendo el consorcio mexicano, encargado para administrar la obra.

Luis Barbosa, dirigente sindical del Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Albañiles y Similares, manifestó que a los obreros se les está cercenando sus derechos laborales, que contemplan el pago de horas extras, mejores condiciones para realizar su trabajo.

Los trabajadores están demandando el retiro de la empresa subcontratista, porque consideran que estos fomentan el incumplimiento del convenio colectivo y de la ley laboral.

Barbosa manifestó que pondrán la denuncia al Ejército de Nicaragua, para que conozcan las violaciones que vienen realizando el consorcio mexicano.

“A nosotros nos interesa que venga inversión, pero debe ser inversión respetuosa de los derechos de los trabajadores. Les quitaron los 15 minutos de refresco, les quitaron los 15 minutos de salida, no hay comedor, no hay vestidores y eso es violación al convenio colectivo”, dijo Barbosa.

Los representantes del consorcio mexicano se marcharon de las instalaciones del proyecto al momento que los medios de comunicación se presentaron al lugar.

Los dirigentes sindicales, representantes de Prodemex y trabajadores conformaran una mesa de diálogo, para encontrar puntos de coincidencia que permitan seguir laborando.

La firma del contrato para la construcción del nuevo Hospital Militar Escuela, Doctor Alejandro Dávila Bolaños, entre el consorcio constructor PRODEMEX-CONSOVIPE-LLANSA y el Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua.

El Nuevo Hospital Militar significará más de 47 mil metros cuadrados de construcción, capacidad de 450 camas para internados, 66 cubículos de consulta externa especializada, 11 quirófanos y 9 salas de labor y parto. Se estima que el proyecto esté finalizado a mediados del año 2014.