Los campeones del Panamericano Infantil AA, que recientemente se jugó en Estados Unidos, fueron recibidos como reyes en Nicaragua, y junto a sus familiares se trasladaron al Hotel Holiday Inn de Managua, para disfrutar de un fin de semana de descanso.

En las instalaciones del hotel los pequeños campeones, que trajeron consigo medalla de oro al derrotar 5 carreras por 4 a Estados Unidos durante la final del Panamericano Infantil, pasaron un fin de semana relajado y agradable, haciendo uso del gimnasio, la piscina y siendo atendidos de manera especial por el personal del hotel.

Los niños estuvieron acompañados de sus padres y hermanos, quienes calificaron que el recibimiento estuvo acorde a la gloria alcanzada para Nicaragua por los pequeños miembros de la selección.

En voz de los pequeños el recibimiento que se les ha hecho en Nicaragua ha sido una bonita experiencia.

El peloterito Justin Santos Clevans, quien se encontraba realizando entrenamiento físico en el gimnasio del hotel, comentó que el torneo estuvo muy reñido, pero al obtener la victoria le dio gracias a Dios por haber traído para Nicaragua la medalla de oro.

Sobre su recibimiento señaló que todo lo ha podido disfrutar en compañía de sus familiares. “Esto es muy bonito y les ha gustado a mis padres”, aseguró.

“Soy de Puerto Cabezas, tengo 12 años y estoy en segundo año de secundaria. Mi pelotero favorito es Everth Cabrera”, comentó Clevans quien juega la posición de pitcher.

Kevin Clevans, hermano del pequeño peloterito, comentó que la familia siempre ha tenido confianza en el niño, con quien ha compartido entrenamientos en Puerto Cabezas.

Cuando ganaron, “me sentí muy alegre, muy emocionado, por lo que por primera vez Nicaragua iba a tener medalla de oro en esta categoría”, comentó.

Por su parte Karla Clevans, dijo que la familia Clevans apoya totalmente al niño, quien logró sobresalir gracias a su entrenamiento y dedicación constante.

Julio Hurtado es otro peloterito miembro de la selección nacional que ganó el Panamericano Infantil que se realizó en Estados Unidos. El pequeño expresó que el recibimiento ha sido excelente y que su meta ahora es seguir adelante con el deporte para llegar a jugar en primera división.

Su padre Eduardo Hurtado, expresó que se siente contento de que su hijo haya representado a Nicaragua en el beisbol infantil. “Me siento contento y agradecido con el Gobierno por la atención que nos ha dado a los padres y a los niños. Esa medalla de oro nunca se había conquistado y estos niños conquistaron esa medalla, está muy bueno lo que hicieron”, opinó.

Darling Guadamuz, madre del campeón Eduardo Chávez, quien fue el anotador de la carrera de la victoria, dijo que el día del juego vivió su momento más emocionante.

“Eso fue emocionante. Yo estaba pegada a la Radio Ya, yo lloraba, gritaba, temblaba y daba infinitas gracias a Dios por la victoria”, comentó.

“Como familia lo apoyamos cien por ciento, siempre estamos pendientes que no le falten sus utillajes para jugar, siempre estamos pendientes de todo, de apoyarlo de estar con él a donde sea”, refirió Guadamuz.

Valoró que el gobierno ha hecho un excelente trabajo en todas las disciplinas deportivas.

Por su parte, Eduardo agradeció las atenciones recibidas a su regreso a Nicaragua con la medalla de oro.