Como un gran deportista, comentarista deportivo y un excelente educador fue calificado por amigos y familiares el Dr. Juan Bautista Arríen, tras su partida física la noche de este sábado 9 de agosto.

“Yo recuerdo a mi padre primero como un gran deportista dedicado a comentar los mundiales de futbol, a la enseñanza del futbol, a las ligas de barrio, a toda la actividad deportivas […] y luego al innegable legado educativo porque toda la vida la dedicó, fueron más de 50 años, a la docencia en las universidades y luego al mejoramiento del sistema educativo en el país”, manifestó Juan Bautista Arríen Somarriba.

El hijo del Dr. Arríen afirmó que el mayor legado de su padre fue su gran participación en la Cruzada Nacional de Alfabetización y su dedicación a mejorar la calidad de la educación en el país enfocada en la capacitación de los maestros y el mejoramiento del sistema como tal.