Un reciente estudio presentado por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), revela que las actuales condiciones de El Niño, son muy parecidas la situación deficitaria de 1976 y 1982.

El Director de Meteorología del Ineter, compañero Marcia Baca, anunció que a través de un estudio detallado sobre el fenómeno de El Niño, se ha podido comparar el régimen de lluvia de estos años (1976, 1982) con las condiciones actuales de El Niño.

“El comportamiento de la lluvia en 1976 y 1982; ambos años son muy similares climáticamente a las condiciones del fenómeno de El Niño que estamos presentando en este momento”, detalló.

Al confirmar estos hallazgos, el meteorólogo ha logrado determinar que, por consiguiente, las condiciones de déficit o ausencia de lluvias se mantendrán, incluso durante septiembre y octubre de 2014, “no hay grandes esperanzas que esto pueda cambiar drásticamente”, señaló.

Detalló que los acumulados de lluvias en 1976 y 1982 son muy similares a este 2014; es decir, que se presentan de manera deficitaria, no superando los 200 y 300 milímetros.

El compañero Baca recordó que en 1982, el único pico alto de precipitaciones que se presentó fue precisamente con la llegada del Huracán Aleta (que generó fuertes lluvias); sin embargo, de omitir este fenómeno del cuadro climático, las condiciones fueron también deficitarias.

Anotó que actualmente, en la parte sur del Pacífico de Nicaragua, hay condiciones similares en cuanto a déficit, al igual que en las regiones norte y centro del territorio; no obstante, en Bluefields y Puerto Cabezas, las condiciones son bastante normales en cuanto a su régimen de lluvias.

El experto destacó que el Gobierno Sandinista, antes que iniciara el periodo lluvioso, había tomado medidas de diálogo y concertación con los diferentes gremios productivos del país, y se están tomando decisiones en conjunto para encontrar acciones encaminadas a disminuir el impacto del fenómeno de El Niño.