La titular del Ministerio de la Familia, Marcia Ramírez, expresó que el gobierno estará desarrollando un plan especial de concientización de las parejas para combatir la violencia intrafamiliar en Nicaragua.

En entrevista con el Programa en Vivo de Canal 4, Ramírez expresó que este tema se está trabajando de manera integrada entre las instituciones del gobierno y la red comunitaria.

Subrayó que Nicaragua ha avanzando en la restitución de los derechos de las mujeres en cuanto a la equidad, la toma de decisiones políticas y la erradicación de la pobreza.

Destacó que al tener las mujeres mayor “capacidad económica” propia y protagonismo social “puede en la relación de pareja tener un espacio mucho más equitativo” y hacer valer su derecho a la no violencia.

No obstante, aseguró que esto debe ir acompañado de transformaciones psicosociales.

“Por eso es que la política y la estrategia de prevención tiene que ser masiva, ir a las comunidades, orientar, ir a las escuelas, ir a asambleas en los barrios. O sea, es una nueva visión que tenemos que compartir todos, hombres y mujeres”.

Una estrategia integral

Durante el programa, la Ministra estuvo acompañada por el diputado sandinista Edwin Castro, coordinador de la Bancada Sandinista en el Parlamento Nicaragüense. Castro fue enfático al señalar que la violencia intrafamiliar no se previene con una educación meramente académica, sino con una educación en valores.

Subrayó que por esta razón es que se está tratando de involucrar a todos los sectores, desde los religiosos hasta a las organizaciones comunitarias.

“Cuando es un problema social, este modelo nos ha dicho que lo tiene que resolver el gobierno con la sociedad, y así hemos hecho al ir avanzando en la seguridad ciudadana”, ejemplificó.

El legislador indicó que por esto es importante que el reglamento a la Ley 779 o Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres ya haya sido publicado a La Gaceta en conjunto con la Política de Estado de Fortalecimiento a la Familia.

“Es una lógica integral, no es únicamente el reglamento de una ley, es el reglamento de una ley insertada en esa política”, indicó Castro, para quien el Código de la Familia también será un complemento indispensable de esta estrategia.

El diputado aclaró que en ningún momento se han disminuido las sanciones a quienes ejerzan la violencia hacia las mujeres, pero que el objetivo es básicamente tratar de cambiar la mentalidad del hombre hacia el sexo opuesto.

“Tenemos que reeducar a todos para que esto (la violencia) no se siga reproduciendo”, aclaró.

Cambio de patrones culturales

La Ministra Ramírez, dijo que este flagelo también tiene que ver con la pobreza espiritual de cada individuo y no necesariamente a la pobreza material.

Ramírez señaló que el sometimiento del hombre hacia la mujer conlleva cambio en los patrones culturales, es decir poniendo límites a la relación de pareja y buscando acompañamiento social.