El Procurador General de la República, compañero Hernán Estrada, destacó que el Waiver de la Propiedad otorgado recientemente por el Gobierno de Estados Unidos al Estado de Nicaragua, es el resultado del mecanismo eficiente que ha usado el Gobierno Sandinista para resolver cada uno de los reclamos de propiedad realizados por ciudadanos estadounidenses.

Estrada manifestó en este tema, que Nicaragua tiene un diálogo permanente con los Estados Unidos, de tal manera que cada uno de los casos resueltos es consecuencia de la negociación y en base a los procedimientos establecidos.

Aseguró que esta dispensa es fundamental para Nicaragua, pues no solamente da confianza a los inversionistas sino también que garantiza el acceso a los financiamientos que otorgan organismos como el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por 52 casos solo se desembolsó US$7 millones

Nicaragua en el último año (julio del 2013 a julio del 2014) resolvió 52 casos de propiedad a 28 reclamantes estadounidenses, lo que para Estados Unidos es un importante avance en relación al total de casos que había originalmente.

Al respecto, el Procurador de la República, destacó que estos 52 casos representaron para el Estado nada más que 7 millones de dólares en valor compensatorio, una cifra bastante baja si se compara al período presidencial de Violeta Barrios, cuando el país tuvo que desembolsar hasta 1 mil millones de dólares a los reclamantes con nacionalidad estadounidense.

Es necesario recordar que estos reclamantes fueron personas allegadas al dictador Somoza, que con el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979 se trasladaron a vivir a Estados Unidos donde pidieron la nacionalidad de ese país. No obstante, con el regreso de la derecha al poder en 1990, decidieron regresar a Nicaragua reclamando ante la embajada estadounidense muchas propiedades que como producto del proceso revolucionario habían pasado a manos del Estado.

En este sentido, Estrada indicó que el problema de la propiedad ha sido un aspecto bien difícil, de allí que se ha abordado con mucha precaución, apego a los procedimientos y con la vía de la negociación, a efectos no solo de beneficiar al Estado Nicaragüense sino también a aquel ciudadano nicaragüense que veía amenazado su bien inmueble producto de los reclamos.

Mediación y arbitraje

Subrayó que al país nada más le quedan por resolver 154 casos de propiedad correspondientes a solo 54 reclamantes con nacionalidad estadounidense.

El Procurador explicó que estos reclamos se están llevando por a través de un mecanismo de mediación y el arbitraje, el cual representa un medio alterno de solución de litigios consensuado con Estados Unidos y con los empresarios.

“Es un mecanismo confiable, indubitable, de una inobjetable seguridad para estos 54 reclamantes que todavía quedan y que seguirán el proceso privado por el cual se someten de una manera franca, de una manera trasparente, de una manera segura a través de las regulaciones y reglamentos que están vigente”, manifestó.

Por esta vía un caso ya ha sido resuelto, lo que es inédito desde el punto de vista del derecho privado, dando un ejemplo de la tradición del gobierno nicaragüense de resolver los problemas a través de mecanismos alternos.

Garantía para el desarrollo del país

Estrada subrayó que el Waiver es una dispensa de la cual dependen muchos fondos que otorgan a Nicaragua organismos como el BID, el BM y el FMI para la ejecución de obras sociales e infraestructuras necesarias para el desarrollo del país.

Hay un diálogo abierto con Estados Unidos

Así mismo destacó que todos los años llega a Nicaragua una misión del Departamento de Estado y del Departamento de Justicia de Estados Unidos para evaluar el avance y el esfuerzo que ha hecho el gobierno en relación a los reclamos.

“Ellos consideran que es importante que mantengamos el diálogo, lo cual nosotros estamos abiertos a que mantengamos ese diálogo, esa comunicación. De hecho hay una mesa de trabajo permanente entre que la sección económica de la Embajada de los Estados Unidos con un equipo de la Procuraduría General de la República, que mes a mes evalúa y lleva a la mesa los casos de todos ellos (los reclamantes)”, explicó Estrada.