La importación de granos básicos que ha orientado el Presidente Daniel Ortega, ante la situación de sequía que enfrenta el país, garantiza la seguridad alimentaria del pueblo nicaragüense, valoró el Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), compañero Gustavo Porras.

El líder sindical destacó que pese a que la sequía se ha presentado en toda la región, el Gobierno Sandinista ha tomado sus previsiones para que el mercado nacional no se vea desabastecido, y los precios de los productos no se incrementen, sino que se mantengan accesibles a la población.

“Hay un preocupación y una vigilancia permanente de estas situación (de la sequía); es importante que los trabajadores reconocemos y estamos claros que tenemos un Gobierno que está pendiente de las necesidades de la gente”, expresó el doctor Porras.

Explicó que lo importante es que “no se está dejando suelto el mercado, sino que este Gobierno, a través del modelo Cristiano, Socialista y Solidario, está tomando acciones claves, importando alimentos y granos básicos (frijoles, trigo y maiz) para que no se cree un ‘Mercado Negro’.

“El Gobierno ha tomado sus propias previsiones para ir empalmando con la propia realidad de nuestros ciclos agrícolas. Todo el mundo está sufriendo esta sequía, incluyendo toda Centroamérica y muchos otros países de América, en Nicaragua estamos trabajando para reducir el impacto de la sequía”, señaló.

El Secretario General del FNT destacó que el modelo de diálogo, alianzas y consenso entre Gobierno y productores ha sido clave para enfrentar estratégicamente la situación de la sequía, por lo que en la medida que este fenómeno se vaya agudizando, se irán tomando medidas para amortiguar su efecto sobre los precios y el mercado de alimentos.