Buena parte del territorio de Estados Unidos, México y todas las naciones centroamericanas están sufriendo los efectos del cambio climático que ha traído históricos déficit de lluvias en estas naciones, indicaron las autoridades de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER).

El asesor científico del INETER, José Antonio Milán, y el compañero Marcio Baca, Director de Meteorología y Sinóptica, explicaron que el fenómeno climático no es exclusivo de Nicaragua, sino también de los otros países. Ambos señalaron que la falta de lluvia se mantendrá en la región centroamericana durante el mes de agosto.

“Hay muchas regiones en las que los fenómenos de sequía se están intensificando mucho más de lo que nosotros estamos percibiendo y otras regiones por el contrario están registrando inundaciones severas y excesivas”, indicó Milán, mostrando las situaciones meteorológicas que enfrentan algunos estados de la Unión Americana y México, mientras en ciudades de Paraguay y Uruguay se reportan inundaciones.

Indicó que en Estados Unidos los grandes reservorios de agua, como los ubicados en la zona del Río Colorado están sufriendo grandes impactos y mantiene sumamente preocupados a las autoridades norteamericanas.

Milán detalló que las autoridades meteorológicas de Estados Unidos están proyectando periodos secos durante agosto “por un tipo de sequías intensas y creciendo”, mientras en Centroamérica hay una situación de “sequía anormal”.

El compañero Baca indicó que el efecto de El Niño ha cambiado las condiciones climáticas a nivel global, mostrando láminas con índices de sequedad que existe en toda la región mesoamericana.

“Todos esos colores rojos, café oscuro y un poco crema son índices de zonas que están anormalmente secas, todas las costas de Colombia (norte), Venezuela (norte), Costa Rica y algunas zonas de Honduras, incluso la zona de Guatemala”, explicó Baca auxiliándose de un retroproyector que mostraba las láminas.

El fenómeno de El Niño no está establecido

Agregó que los déficit de lluvias a nivel de Centroamérica son muy similares en todas las naciones del istmo “hay algunas zonas que están siendo un poquito más afectadas, pudiésemos nombrar la zona de Guanacaste en Costa Rica tiene unos déficit muy fuertes en cuanto a lluvia”.

Esta etapa seca se mantendrá porque estamos en un periodo de gestación de El Niño y mientras esto no varíe “vamos a estar sometidos a estos déficit de precipitaciones en el istmo centroamericano, incluso más allá”.

“La atmósfera para nosotros ha estado anómala, podemos decir que este evento ha tenido, por el monitoreo que le hemos dado y el seguimiento, el comportamiento más anómalo que hayamos podido observar en un evento de El Niño, entonces en este momento todavía no podemos asegurar que esté establecido”, añadió Milán.

Alianza entre sectores es fundamental

Ante esta situación, Milán subrayó que hay alternativas para mitigar los efectos del cambio climático, pero que esto depende de la voluntad de cada gobierno, en el caso de Nicaragua manifestó que las autoridades sandinistas están en constante diálogo con los productores, con los ganaderos y con los empresarios privados a fin de coordinar acciones que ayuden a reducir los impactos.

“En el caso de nuestro país se ha venido monitoreando, yo diría con casi una sistematicidad diaria, en 103 municipios en un sector amplio de productores, cómo está la situación, qué situación tenemos… ¿Para qué? Para tener un sistema de vigilancia y de alerta temprana y poder tomar medidas. En nuestro país ha habido un grupo de reuniones casi incesante entre representantes del gobierno y sector privado. Desde que comenzó este periodo de sequía no han cesado las reuniones buscando consenso, buscando cooperación”, destacó Milán que ha estado presentes en estos encuentros y reconoce que entre todos los sectores hay voluntad de encontrar respuesta para mitigar los efectos del cambio climático.