Los manifestantes criticaron los millones de dólares invertidos en el nuevo equipamiento policial y el despliegue exagerado de medidas de seguridad: Camionetas listas para trabajar como barricadas móviles, casas rodeadas por murallas, levantadas para proteger las ventanas.

La ciudad de Chicago parece estar preparándose al menos para un terremoto de mediana fuerza. Pero en realidad estas son tan sólo algunas de las previsiones adoptadas para la cumbre de la OTAN.

“Tenemos un montón de manifestantes pacíficos aquí, y ellos gastaron millones y millones de dólares, tan solo para esta semana. Es absolutamente absurdo”, opinó uno de los participantes del movimiento Ocuppy, Sam Molik.

Con las manifestaciones multitudinarias contra la alianza que tienen lugar en Chicago, tales medidas de seguridad resultan inusuales en tiempos de paz.

El investigador internacional, Rick Rozoff, explicó que “se trata de una protesta pacífica, gente pacífica, dedicada a la paz, en contra de un bloque militar, el más poderoso en la historia y ¿los pintan como la fuerza que necesita estar protegido?”.

Incluso los trabajadores de las oficinas del centro de la ciudad, fueron avisados de no vestirse como los manifestantes para evitar hacerse de las fuerzas del orden. Sin embargo, ya se han reportado detenciones preventivas.

“Ellos rompían las puertas y hacían varias detenciones Creemos que estos arrestos tienen motivos políticos”, afirma James Oewns, uno de los organizadores de la marcha.

“La OTAN es una organización que ha perdido su legitimidad. ‘Ocupa Chicago’ exige que sea disuelta la OTAN por haber perdido su objetivo. Están gastando dólares de nuestros impuestos para bombardear, destruir y asesinar a civiles en todo el mundo”, sostuvo el miembro del comité de prensa del movimiento, Micah Philbrook.

Según otro activista, Sam Molik, “la única razón de que siguen en Afganistán es por los minerales raros y el opio. La única razón por la que invadieron Irak fue el petróleo. Son guerras puramente económicas que se venden al público estadounidense. Es pura propaganda. Es basura”.

Los manifestantes exigen que el dinero gastado en la organización de la cumbre sea destinado para otras necesidades. Las verdaderas necesidades.

Los líderes de la OTAN comenzaron a llegar a Chicago para una cumbre que quiere definir su papel en Afganistán tras la retirada del grueso de sus fuerzas en 2014 y que busca cómo asegurar la defensa de la alianza entre los fuertes recortes de gasto militar.

Esta cumbre de dos días comienza mañana por la tarde, un día después del final de la reunión de jefes de Estado y Gobierno del G8 que hoy comenzó en Camp David (Maryland).

El primer día de la cita de Chicago estará centrado en cuestiones internas y verá el lanzamiento de un ambicioso programa para reformar el modo en que los países aliados programan y ejecutan las inversiones de Defensa.