La alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, mayordoma de las fiestas agostinas y el padre Jorge Muñoz realizaron la bendición del barco que traslada la imagen de Santo Domingo de Guzmán, del Gancho de Camino hacia la iglesia del santo patrono ubicada en la vieja Managua. Una vez bendecido el barco, este fue entregado a los miembros de la familia del torólogo Lizímaco Chávez, quienes trasladan el vehículo hacia el barrio San Judas en el distrito III para realizar la tradicional y popular vela del barco.

Durante la bendición del barco, el sacerdote destacó que las festividades en honor a Minguito deben reinar la fe y la devoción al santo patrono de los managuas, a quienes les ha concedido grandes milagros.

“En esta bendición del barco, estamos orando por todas las personas que van a participar de las fiestas de Santo Domingo, para que la gracia del padre y del Espíritu Santo esté con ustedes, estas fiestas sirven para recordar el amor de nuestro señor y para aumentar nuestra confianza en la Virgen Santísima y los santos” expresó Muñoz.

Así mismo, la Mayordoma señaló que en el desarrollo de las festividades en honor al patrono de los managuas esperan que el sentimiento religioso y la devoción aflore, así mismo destacó que a pesar de ser el primer año de la ausencia de la Chica Vaca, el espíritu de alegría de la tradicionalista reinará en la festividad.

“Esperamos que todo se desarrolle en paz, armonía, fe y amor a nuestro Santo Domingo, que el pueblo pueda vivir esta fiesta con mucha entrega, que todos manifiesten el respeto a esta actividad tan importante para el pueblo católico de Managua” manifestó.
“Mañana nos va a hacer mucha falta doña Francisca Villalta (Chica Vaca) porque fue una mujer con una fe inquebrantable, vamos a extrañar su fe y ese ejemplo de religiosidad, ella fue un personaje dentro de las festividades de Santo Domingo pero siempre la vamos a recordar con mucho amor” añadió.

Vacas culonas, saludan la llegada de Minguito

El tradicional Comité de las Vacas Culonas del Barrio San José Oriental una vez más se tomó las calles de este populoso sector de la capital para realizar su tradicional bailes de las Vacas Culonas, este año acompañados del tradicional Toro Huaco y las ya populares y divertidas corridas de toros, las que hicieron correr a más de uno de los asistentes.

Niños, jóvenes y adultos bailaron al son de los filarmónicos agitando su atuendo de baquita, vestida con trajes muy coloridos, siendo este un saludo previo a la llegada de Minguito a la capital, tradición que desde hace más de veinte años realizan los pobladores de tan legendario barrio.

“Un año más de fe y tradición, como miembros del comité organizador de las Vacas Culonas estamos llevando alegría a nuestro pueblo, rescatando esta bonita tradición en honor a Santo Domingo, además es un homenaje que le estamos rindiendo a nuestra compañera tradicionalista Francisca Villalta (Chica Vaca) quien ya no nos podrá acompañar, sin embargo su tradición la mantenemos vigente” destacó Manuel Orozco, Coordinador de las Vacas Culonas.

La población por su parte destacó que las Vacas Culonas es una festividad que ya se ha vuelto una tradición popular en el barrio y por ello acuden a presenciar los bailes y a correr un poco cuando sueltan a los toros por la calle principal del barrio.

“Me encanta venir a las vacas culonas porque es un espacio en el que nos reunimos los chavalos del barrio y pasamos un rato entretenidos, esta es una fiesta muy popular porque los bailes son tradicionales y es muy divertido ver correr a la gente cuando huye de los toros que sueltan en la calle” destacó Azucena García.

“La celebración de las vacas culonas es parte de la historia del barrio San José Oriental, aquí viene gente de los barrios cercanos a celebrar con nosotros las fiestas en honor a Santo Domingo, una celebración en la que se están rescatando los valores culturales ya que se realizan bailes tradicionales” concluyó Carlos Guzmán.