El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, presidió este jueves el 35 Aniversario de la fundación de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua.

En el acto participaron el Jefe del Ejército, general Julio César Avilés; el Jefe de la Fuerza Aérea, Spiro Bassi; la Ministra de Defensa, Martha Ruiz; el prelado de honor de Su Santidad, Monseñor Eddy Montenegro; el embajador de la Federación Rusa, Nikolai Vladimir; el Canciller Samuel Santos; representantes de las diferentes instituciones del Gobierno Sandinista;y representantes militares de El Salvador, Honduras, República Dominicana y otros países hermanos.

Durante su discurso el Presidente y líder supremo de las Fuerzas Armadas de Nicaragua aseguró que esta Fuerza Aérea es de todos los nicaragüenses porque está al servicio del pueblo sin distinción de ningún tipo.

“Es parte de la nueva historia que empezó a escribir el pueblo nicaragüense con orgullo y dignidad a partir de 1979, construyendo un nuevo Ejército”, refirió.

Daniel señaló que la primera aviación que se conoció en Nicaragua fue la que dirigían los marines yanquis contra el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional del General Augusto C. Sandino.

Igualmente recordó que tras retirarse de Nicaragua los marines, fue la Fuerza Aérea del dictador Somoza (entrenada por los yanquis) la que se encargó de bombardear al pueblo nicaragüense.

No obstante, dijo que al contrario de esos tiempos, la actual Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua lo que hace es dar acompañamiento al pueblo en la alfabetización, en la atención de los desastres naturales o en cualquier otro tipo de labores humanitarias, sin descuidar la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y el resguardo de la soberanía nacional.

Nicaragua vive en Paz y estabilidad

El Comandante Daniel manifestó que Nicaragua se viene desarrollando económicamente en tiempos de paz y estabilidad, lo cual es importante para combatir la pobreza, el analfabetismo, mejorar la salud y la educación y para continuar dignificando los salarios de los soldados y oficiales del Ejército de Nicaragua.

Refirió que esa paz que hoy se vive en el país es gracias al hermanamiento entre el pueblo y el Ejército.

“La Paz la tenemos que estar defendiendo todos los días, la Paz la tenemos que estar asegurando todos los días y es el mayor tesoro con que cuenta nuestro país, gracias a Dios”, indicó Daniel.

Durante su discurso el mandatario también se refirió al problema de la sequía, la cual no solamente afecta a Nicaragua sino al planeta como resultado del Cambio Climático.

De la misma manera recordó que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha invitado a Nicaragua a participar el 23 de septiembre en un foro internacional del medioambiente en reconocimiento a los esfuerzos que hace el país para el cambio de su matriz energética.